HOMENAJE UNIVERSIDAD DE CALDAS, UNIVERSIDAD DE MANIZALES Y SOCIEDAD DE MEJORAS PUBLICAS A JOSÉ CLARETH

DIASCURSO
HOMENAJE EN LA SALA CARLOS NADER
5 DE SEPTIEMBRE DE 2017

LA VIDA FLORECE EN CADA AMANECER

CONOCIENDO A QUE SOY. ¡YO MISMO!

Dr. Guillermo Orlando Sierra Sierra (Rector de la Universidad de Manizales); Dra. Adela Ceballos Peñalosa (Presidente de la SMP de Manizales); Dr. Felipe César Londoño López (Rector del Universidad de Caldas), Ciudadanos, agradezca de este ritual del reconocimiento y estén seguros que mi biografía personal dignificará las ofrendas otorgadas.

Cómo bien dije hace un momento, estoy feliz y asombrado con lo generosa del milagro de mi vida, la que permite estar en este recinto en compañía de mis hijas, Margarita María y Norma Lucia, y mis hermanas: Libia, Rubiela, Lilia, mi hermano Albeiro. Bienvenidos viajeros a celebrar conmigo este ritual y acompañarme, agradezco de todos los amigos presentes, en fin a todos los gratificantes con el homenaje, Doña Luz Esther que está en Bogotá con nuestros nietas: Mariana, Valentina y Manuela a todos los ausentes y en especial la sociedad civil en su conjunto.

Existen circunstancias en la vida nos sorprenden y hacen que nuestro espíritu entre los horizontes del asombro; es entonces, cuando nuestras vivencias se cargan de sentido, como las que experimento en este aquí y en este ahora.

Debo confesar, que me encuentro muy feliz con lo otorgado mi existencia, portaré con dignidad y humildad este reconocimiento que hoy me hacen. Un “deber ser” como ciudadano, que lucha por ser coherente en el obrar, sentir y pensar, actitud de humanidad, artesano de la madera y la palabra, que ha asumido con sentido ético y estético en su proyecto de vida o forma de andar por el mundo.

BUSCANDO LA VERDAD, MÁS NO SU POSEEDOR

Poder entrar a la Universidad de Caldas fue un sueño, un acontecimiento para un bachiller de provincia y ya casado, era un premio, pedir lograr un trabajo era mucho, muy pocos, estudiar en la Universidad exigía recursos en ese tiempo.

Mis estudios fueron con esfuerzo y dedicación, desde febrero de 1975 y me gradué el 27 Julio de 1979, como Licenciado de Biología y Química, mis estudios alternaba trabajaba en horario nocturno y en urgencias en la farmacia del ISS en el 5 piso en Hospital Universitario de Caldas con el ISS (Instituto de Seguros Sociales”; quince días de mi graduación me encargaron como Jefe Farmacia de la Seccional de Caldas, hasta la reestructuración de la entidad, para crear un cargo de “Educador Licenciado de las Ciencias de la salud”. un cargo nuevo en el país.

La vida es muy generosa conmigo, mi formación humanista desde el seminario menor en Medellín, tuvo una vocación literaria y humanista, muy especialmente la filosofía. Afortunado, en el año 1985 convocó la Universidad de Caldas y la facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Bogotá, la apertura por primera y única vez, una cohorte de la Maestría de filosofía contemporánea para el occidente del país, después de rigurosa selección, actitud de un segundo idioma, exámenes y entrevistas, fue admitido y pude cometer estudios de ”Maestría en Filosofía”, con los filósofos más destacados del país como: Guillermo Hoyos Vásquez, Rubén Jaramillo Vélez, Rubén Sierra Mejía, Ramón Pérez Mantilla y Gonzalo Hernández de Alba, todos Doctores en Filosofía en Universidades Europeas, además compartí como unos compañeros de estudios filósofos de Manizales como: Amado Osorio, Carlos Emilio García, Carlos Alberto Ospina y mujeres Marta Cecilia Betancourt y Patricia Noguera y otros más, ilustres profesores de la Universidad de Caldas y Nacional, compañeros de Pereira y Cali.

Esta experiencia marco mi vida, aprendí a ser feliz y aprendí de mis compañeros filósofos y profesores, la vivencia más importante de mi vida, porque el mundo se abrió a mis puertas a mis conmigos, como si tratara de la “Linterna del absoluto” hegeliano, lo que promocionó en la Institución en el ISS.

Logre ser muchos años como Jefe de Planeación del ISS, se presentaron proyectos físicos cómo la Clínica de Villapilar, la UCI (Unidad de cuidados Intensivos) y Centros de Atención; conceptualización en Bioética y la oficina de la evaluación de calidad, proyectos interdisciplinarios de atención de la salud y muchos otras realizaciones, hasta que un día los políticos lograron sacarme de la administración.

El Dr. Óscar Gómez Ceballos Director de la Clínica Villapilar, me albergue, en su planta de personal creó un cargo como “Jefe de Desarrollo de Personal” y fue cuando cometí de nuevo estudiante, ahora en la Universidad de Manizales, me especialicé como “Gerencia de Talentos Humanos” cerca a mis 50 años.

La Universidad de Manizales, me acogió con unos maestros como Gregorio Calderón y otros más, en la Universidad de Manizales le debo el albergue de los políticos, desde ese tiempo me he vinculado con la Universidad, desde los convenios, vivencias académicas ya desde como egresado o activadas académicas.

Las Universidades de Manizales y de Caldas comparten con la SMP de Manizales, trabajamos sinergia con los Centros Jurídicos como Macroproyecto San José, el concurso de ensayo sobre Civismo Activo y actividades con la acción popular de la mina TOLDAFRIA que fue fallado a nuestro favor.

APRENDIENDO A SER UN YO, EN UNA BÚSQUEDA SIN TÉRMINO

Recién cumplió los escasos 50 años, hace 19 años renací al espíritu y a la vida, a pesar de mis quebrantos de salud y del “milagro de la vida”, me fue pensionado por “gran invalidez”. Después de una “muerte súbita”, tres médicos que se encontraban ocasionalmente en recuperación de los quirófanos de la clínica, me reanimaron de una muerte súbita y volvieron al mundo de la vida, coincidió en tiempo y espacio los tres galenos allí presente, fue el milagro de la vida, me volvieron a este mundo; desde ese momento mi vida ha cambiado y pude dedicarme a mi vocación de escritor y artesano de la madera y la palabra, y dedicado a la acción pedagógica y cívica, formando conciencia social y una ética civil y en la construcción de un ciudadano, ejerciendo la solidaridad y el compromiso, en ésta era de la informática de la racionalidad imperante, el individualismo y el consumismo, para hacer necesario hacer sembrar una pedagogía de la virtud cívica, en especial, a los jóvenes que participan en la construcción de ciudad y compromiso social.

Confieso que he aprendí a ser feliz, aprendí a hablar a mis conmigos y escuchar mis órganos, sus células del cuerpo, sobre todo, mi crecimiento del sentido interno, a nivel espiritual; he crecido mucho y expresado mi talento de artesano de la madera en Xiloloquios (diálogo con la madera) es mi cuartel de invierno y cada día es un nuevo milagro de vida, en la vida florece en cada amanecer.

Así y mis limitaciones, volví a la biblioteca de la Universidad de Caldas y en la sala de música, un día hablando con un colega egresado, me lanzo al representante al consejo de facultad del programa Ciencias Naturales y Exactas, luego se postulado como representante de los Egresados al Consejo Superior de la Universidad de Caldas. Fui elegido para el periodo 2005 – 2007, en él se logró estudiar mucho y aprendí mucho, de los compañeros del consejo y confección la política de egresados, recibí la sede de egresados actual y la creación de la Orden Humberto Gallego Gamboa en celebración de 50 años al primer egresado de la Universidad, sembramos un guayacán amarillo al frente del centro de egresados y recibí la sala Humberto Gallego Gamboa.

Todo con de un grupo de consejeros como: Doctor Guido Echeverry; el Dr. Gabriel Vallejo; Dr. Francisco Cruz Prada; Dr. Marco Tulio Marulanda (qepd), muchas fueron realizaciones para la Universidad, el programa de acreditación, que hoy diez años se ha proyectado de una Universidad del siglo XXI, de alta calidad. La mejor experiencia que más me impactó fue la creación y formulación del protocolo de Centro de Educación Regional (CERES) del bajo occidente, mi pueblo en Anserma.

Hoy 10 años después, podemos hablar de una Universidad de Caldas con una educación nueva, pertinente, eficiente y capaz, una universidad articulada con el mundo productivo, con el mundo del trabajo y su dinámica social en un mundo o era del conocimiento y de la información, que reclama sujetos de acción, competentes y competitivos, que exige la innovación y la creatividad en forma permanente, capaces de asumirse en el presente como sujetos constructores de realidades y de conciencia histórica de sus potencialidades.

El siglo XX dejó un vacío espiritual y una incertidumbre que finalmente lleva a la sociedad a una crisis en todos los niveles. El ser humano empieza a transitar por la incertidumbre del laberinto de comienzo de siglo, aferrado a una serie de comportamientos y creencias que, poco a poco, fueron superadas por los adelantos de la biotecnología y la informática.

Bien lo dijo Hugo Zemelman (qepd) cuando estuvo hace años en el paraninfo de la Universidad Católica de Manizales: “necesitamos formar sujetos capaces de romper la inercia del conformismo, de generar ámbitos de razonamiento más abiertos, que incorporen las realidades sociales y la construcción de sentido de humanidad, de identidad, de ejercer en esta forma la convivencia y la solidaridad”.

Estos ideales de sociedad, se empezaron a olvidar finalizando el siglo XX, quedó la política neoliberal, excluyente e individual en su consumismo y una sociedad fracturaba, una democracia apenas en construccióńn que cada día se aleja del ideal del pensamiento de la modernidad.

Estamos en un mundo de innovación permanente, nuevas percepciones del mundo emergen en esta era del conocimiento o del saber, las cuales exigen cambios profundos “en el saber ensenar, el saber aprender, el saber hacer, en el saber ser y convivir”.

LA DICHA DE SER ¡YO MISMO! SENTADO A VER CRECER

Después de mi periodo en el Consejo Superior de U. de Caldas, seguí vinculado como representante al Comité Central de elecciones por los egresados. Un sueño hecho realidad se logró la elección de rector virtual que se postuló el Dr. Julio Cesar Londoño, finalmente nombrado.

Por otra, como socio de la Sociedad de Mejoras Publicas, en mi aprendizaje es permanente, ya fuere en el comité de la Revista Civismo y directivo como vicepresidente.

La mayor experiencia es mi ejercicio del “colectivo “concejal 20” como ejercicio de democracia participativa en el concejo Municipal de Manizales, miembro del colectivo SUBÁMONOS AL BUS DEL POT, logramos civilidad y crear un ética ciudadana en defensa de la ciudad y sus patrimonio.

La SMP es una escuela de filosofía de la acción, su proyecto Doctora Marina del Civismo activo de la “Reflexión a la Acción”. como la acción popular de la TOLDAFRIA, que me presente a nombre de SMP hace 6 años siendo Vicepresidente SMP en Compañía de la Dra. Tulia ELena, hoy Personera Municipal, son muchos años de construcción de civilidad. Presidente Dra. Adela, esta es nuestra utopía aquello que-no-sido-pero-que-objetivamente-si-es-posible.

Hoy nos convoca a unirse las tres Instituciones, en nosotros está la responsabilidad para afrontar el reto, el momento exige la formación de un ciudadano activo, que trascienda su capacidad intelectual y pueda ir de “La reflexión a la acción”, una educación que tenga la capacidad de formar ciudadanos para el ejercicio de la dimensión social de la vida, seres para disfrutar ética y estéticamente la vida, que aprendan a vivir y a ser felices.

Señora Presidente Dr. Adela Ceballos, la Dra. Marina Jiménez Buitrago (ex presidente) y coordinador ahora por parte la SMP a las dos Universidades, la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Caldas, anualmente hacemos un proyecto de “Arte y Civismo”, de igual forma, la Universidad de Manizales, con el concurso de ensayo de “Civismo Activo”, esta construcción de civilidad, posibilita a los jóvenes Universitarios sobre el civismo, construyendo ciudad y ciudadanía activa.

Nuestras instituciones hoy oferentes, acorde a recomendaciones en este momento donde lo construido por la modernidad, como democracia, sociedad y fraternidad, solidaridad y los derechos de construcción de un ciudadano, hoy se está diluyendo en términos de Zigmunt Brauman, se posiciona un cambio de época, la era de la información, de las “redes sociales” y se requiere formar un nuevo ciudadano. La academia y las Instituciones como la SMP y la sociedad civil preguntando:

¿Qué tipo de ciudadanos se requiere?

¿Cuál es la necesidad de formación sentida en el actual momento hitórico?

¿Cómo logramos resignificar lo cívico y lo pub́blico?

¿Cómo lograr que la persona asuma su ciudadanía en forma activa, critica y participativa, de un modo creativo que le permita un mayor desarrollo de sí misma?

Estas son solo algunas de las preguntas que se hace para el nuevo siglo de construcción de civilidad.

¿Será que muy pronto podremos hablar de un nuevo ciudadano, como un sujeto erguido, capaz de tomar decisiones y de exigir sus derechos demoráticos, ciudadanos que no me canso de repetirlos?

Un ciudadano activo, un ciudadano que ejerza plenamente sus derechos y en especial sus deberes, que sea solidario, pluralista, incluyente, que practique su autonomía en el cuidado de lo pub́blico, que reconozca en el otro a su semejante y tenga la capacidad de vivir con ética y estética una vida digna.

Muchas gracias, gracias a todos.

José Clarete Bonilla Cadavid

Septiembre 5 de 2017

 

102 Total Views 4 Views Today