CONCEJO DE MANIZALES (5 DE JUNIO DE 2017)

CABILDO ABIERTO 

SOBRE EL POT(PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL)

PONENCIA: EL SER Y LA CIUDAD FRACTURADA POR RIESGO Y EL MIEDO (SUBÁMONOS AL BUS DEL POT).

 

Por: JOSE CLARETH BONILLA CADAVID

PRESENTACIÓN 

“Imaginamos ciudades y asentamientos humanos que: Cumplen su función social, entre ellas la función social y ecológica de la tierra, con miras a lograr progresivamente la plena realización del derecho a una vivienda adecuada como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado, sin discriminación, el acceso universal al agua potable y al saneamiento, así como la igualdad de acceso de todos a los bienes públicos y servicios de calidad en esferas como la seguridad alimentaria y la nutrición, la salud, la educación, las infraestructuras, la movilidad y el transporte, la energía, la calidad del aire y los medios de vida” (Nueva Agenda Urbana. Declaración de Quito 2016 sobre Ciudades y Asentamientos Humanos Sostenibles para Todos) (1)

La Nueva Agenda Urbana de vivienda y desarrollo urbano sostenible, es el título de  conferencia HÁBITAT III, realizada en Quito Ecuador en el mes de Octubre del año 2016, es el resultado del trabajo de consultores de la ONU, quienes desde el comienzo del año 2016 se reunieron con los representes de todos los países de las Naciones Unidas.

El documento final, es la síntesis aprobada en Quito, consta de 175 artículos, donde se tuvo en cuenta todos los compromisos a nivel mundial frente al desarrollo humano como: “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible −incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible−,la Agenda de Acción de Addis Abeba de la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, el Acuerdo de París aprobado en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres para el período 2015-2030, Tomaron también en cuenta la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, la Plataforma de Acción de Beijing, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible y las actividades de seguimiento de esas conferencias.

Cuando miramos de cerca sus contenidos, nos damos cuenta que existe un grado de incertidumbre en el mundo, que no es más, que un fantasma de miedo y terror con el que el SER HUMANO, transita por este mundo. 

EL TERRITORIO, EL HABITAR Y EL SER HUMANO

Cuando hablamos de territorio, necesariamente surge la pregunta por quien lo habita, de igual forma, no podemos hablar del ser humano sin hablar de su territorio, Heidegger se preguntaba: ¿Qué es el habitar?

Parece una pregunta que no tiene sentido hacerla en este sagrado recinto, donde se expresa la democracia y construye civilidad, pero escuchemos la respuesta de Heidegger: “El modo como tú eres, yo soy, la manera según la cual los hombres somos en la tierra es el habitar. Ser hombre significa estar en la tierra como mortal, significa: habitar”.

Desde esta reflexión afirmamos que cuando hablamos de un Plan de Ordenamiento Territorial, es hablar del Ser que lo habita, cultiva y construye su territorio y para construir futuro en el habitar hay que tomar ‘conciencia histórica’ del  “presente de las cosas pasadas; presente de las cosas presentes y del presente de las cosas futuras)

LA CUENTA DE COBRO DEL TERRITORIO O EL “PRESENTE DE LAS COSAS PASADAS)

Cuando los medios de comunicación dicen: “La naturaleza no perdona”, muchos habitantes de Manizales consideran que se trata de una blasfemia, por eso,  hay que echar mano del pasado y de lo que heredamos.

En el Cabildo Abierto del año 2015, de “POT fallido” realice un recuento del porque el pasado es un referente necesario para la formulación de un nuevo POT y para esto retome apartes de un artículo escrito en el libro Centenario de SMP de Manizales año 2012 y, del cual,  mencione hoy  algunos apartes. 

La vivienda clientelista 

“El ejerció virtuoso del SER Ciudadano Manizaleño se fractura a mediados de siglo, después de la celebración del centenario de la Ciudad, la violencia partidista del 9 de abril y la política centralista de la Capital Bogotá, sumada a la voracidad partidaria de algunos políticos que logran desmembrar el territorio en los años 60s, son el comienzo de la pérdida del imaginario cívico de la Ciudad.

Nuestro Departamento, quedó con las deudas que tenía la mariposa verde, mientras Pereira y Armenia creaban sus propios feudos, desde ese tiempo empieza a emerger en Manizales una clase política, que comienza a ejercer una de las mayores violencias hechas al territorio y al SER de los Manizaleños; en el editorial de la Revista CIVISMO No. 248 de febrero de 1981, se denuncia: “Siguen retornando los tugurios, si así puede utilizarse la figura, a través del cinturón periférico de Manizales”. Y más adelante señala:

“Está bien que cada ser humano tiene derecho a un techo, como que es justificable de veras, pero no mediante unas prácticas que en lugar de levantar el valor del ser humano lo están degradando, le están insuflando al odio y en lugar de moverlo con el alma, lo están modelando para que se mueva como un despreciable títere”(2)

Este testimonio de CÍVISMO, muestra que en ese momento histórico ya hablamos de un territorio fracturado y no planificado, es el tiempo de las invasiones, de la vivienda clientelista, se preguntarán dónde está el espíritu cívico de los Manizaleños? – QUEDO CONVERTIDO EN TEJAS Y LADRILLOS-. No tiene sentido hablar de nombres, porque ellos se identifican a sí mismo, con su silencio y con la pérdida de la confianza. El capital social heredado, poco a poco, se fue gastando para quedar convertido en empresas electorales que son mantenidas por una clientela política, de diferentes matices, que siguen genuflexas a las élites de un estado corrupto, que replica a gran escala las empresas, como los retazos de unos partidos políticos que pierden  la confianza y credibilidad, por parte de los ciudadanos.

La ciudad que tenemos es fruto de un proceso de desarrollo espontáneo, producto de las invasiones hechas en territorios de alto riesgo, como rendimiento del usufructo político, impulsado por el aprovechamiento la necesidad humana de un hábitat para su familia, que a pesar de ser un derecho humano fundamental todavía en el Siglo XXI padecemos su ausencia,  como el caso del “Macroproyecto San José”.

En este escenario de corrupción y clientelismo, el ordenamiento territorial, es un concepto que se queda en sus enunciados de la Ley 388 de 1997. es por esto que: Manizales carece de un ordenamiento territorial, los procesos de planeación del territorio de la ciudad, nacieron contaminados por los intereses políticos, gobernantes de turno y los urbanistas.

Los ciudadanos excluidos ven pasar las avenidas desde las montañas y terrenos invadidos, ellos, los urbanistas lograron comprar terrenos a bajo precio, para luego, construir sin pago del impuesto de plus-valía, produciendo el fenómeno “gentrificador” -léase desplazamiento intraurbano-, en esos terrenos edificaron edificios y casas para venderlos muchos más caras sin parar plusvalía. 

Manizales aborda el siglo XXI de espaldas al paisaje y muy ajena a los sitios de esparcimiento y disfrute estético de los ciudadanos, que como sujetos dialécticos en la construcción de su territorio, sienten como: “Se empobrece la identidad y la singularidad de las ciudad especialmente en aquellas donde no existe un núcleo histórico fuerte o unas condiciones topográficas especiales.”, como la nuestra.

Este es el drama de Manizales con la complejidad de su territorio, al que se suma, el no reconocimiento de sus habitantes más desprotegidos, quienes siguen manipulados por las empresas electorales, la cuales, siguen repartiendo prebendas que mantienen cautivo al elector.”

La clase política y dirigente de Manizales, padece del mal de macondo, ‘la peste del olvido’ y ha olvidado esta cultura política  que dejo que  Manizales poblara sus laderas. Una Ciudad producto de unos procesos de planeación espontánea donde el riesgo, el temor y miedo son “el habitar”. 

LA INCERTIDUMBRE, EL RIESGO Y EL MIEDO EN EL ‘HABITAR’ O  DEL “PRESENTE DE LAS COSAS PRESENTES”.

“La incertidumbre en que vivimos se corresponde a transformaciones como el debilitamiento de los sistemas de seguridad que protegían al individuo y la renuncia a la planificación de largo plazo: el olvido y el desarraigo afectivo se presentan como condición del éxito”.Zygnunt Bauman. (3)

Estamos asistiendo a un cambio de época, donde la incertidumbre y la inseguridad que invadido nuestras Ciudades, las redes sociales y los adelantos científicos biotecnológicos, cambiaron nuestra vida. En las ciudades modernas la incertidumbre y la inseguridad nos han hecho más vulnerables, vivimos en cada momento en situación de riesgo. 

Este cambio que ha generado la “era de la información”, ha fragmentado la urdimbre de la sociedad y ha dejado al ser humano, en la soledad de las redes sociales, en estas ciudades donde el miedo y la desolación de los más excluidos, ha adoptado como forma de vida. “El miedo y el desamparo como bien lo expresa Bauman el sociólogo y filósofo Polaco que murió a comienzos de este año, es una situación problemática donde “.(4)

Este insosiego que muchos Manizaleños viven con el ‘habitar’ está ubicado en las laderas, o a orillas de sus cuencas y quebradas, como ‘verdun’ cuando llueve en nuestro territorio, sufrimos  del miedo de que nos habla Bauman.

Recordemos que territorio y ser humano se corresponden a su simbiosis y nos hablan de un construir relaciones culturales, sociales, económicas para conformar una comunidad que tiene pertenencia, identidad y arraigo. 

Hablamos del SER que llamamos ciudadan@s Manizaleños con todo el patrimonio natural como: El agua, las cuencas hidrográficas base de la vida, nuestro medio ambiente, la   diversidad de nuestra flora y fauna, caracterizada como de “media montaña Andina”, una Ciudad de riesgo en  las laderas, pero con un patrimonio histórico, cultural que hoy dejamos diluir, por la falta de procesos de planeación responsable, dejando a sus habitantes en el  insosiego  como bien lo dice Bauman: “El miedo es más temible cuando es difuso, disperso, poco claro; cuando flota libre, sin vínculos, sin anclas, sin hogar ni causa nítidos; cuando nos ronda sin ton ni son; cuando la amenaza que deberíamos temer puede ser entrevista en todas partes, pero resulta imposible de ver en ningún lugar concreto.”(5)

Muy a pesar de esta incertidumbre y desesperanza, en un artículo de periódico digital www.Eje21.com.co *, decía cómo: ‘el pasado 4 de marzo de 2017’. El Concejo de Manizales consideró como una falta de respeto a la institución que el Jefe de la Unidad de Gestión del Riesgo, quien presentó un informe al Concejo cuyos datos y diapositivas correspondían al informe que el funcionario había presentado en el año 2016, datos que eran del año 2015, con acaecimientos a la misma hora, fecha y lugar. Queda uno sin palabras para calificar tal actitud.

Razón tiene nuestro filósofo citado, cuando afirma que SER HUMANO en esta época vive en Ciudades dominadas por el miedo y la inseguridad.

Estamos hablando de una utopía de aquello: que-no-ha-sido-pero-que-puede-ser, un escenario de ciudad anclado en lo objetivamente posible, en el clamor de los nuevos tiempos del cambio climático, en una ciudad pensada para el ejercicio de la equidad y el gozo estético de la vida, con un hábitat digno para los Manizaleños de este nuevo siglo.

Este es el drama del SER MANIZALEÑO con la complejidad de su territorio, al que se suma, el no reconocimiento de sus habitantes más desprotegidos, quienes siguen manipulados por las empresas electorales, que reparten prebendas que mantienen cautivo al elector. Por eso, la falta de compromiso se manifiesta en la indiferencia y/o falta de identidad y autonomía.

CIUDADES Y ASENTAMIENTOS HUMANOS SOSTENIBLES PARA TODOS O “PRESENTE DE LAS COSAS FUTURAS”.

En el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III), celebrada en Quito, Ecuador los  17 a 20 de octubre de 2016, convocada por la ONU se lee como:

“La Nueva Agenda Urbana reafirma nuestro compromiso mundial con el desarrollo urbano sostenible como un paso decisivo para el logro del desarrollo sostenible de manera integrada y coordinada a nivel mundial, regional, nacional, subnacional y local, con la participación de todos los actores pertinentes. La implementación de la Nueva Agenda Urbana contribuye a la aplicación y la ubicación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de manera integrada, y a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sus metas −entre otros el Objetivo 11− de lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”(6)

Esta agenda propone establecer un modelo de urbanización centrada en la gente, basado en la construcción de “Ciudades para la Vida”. 

La nuevas agenda urbanas requieren de nuevas tecnologías, de datos urbanos confiables y de enfoques integrales y participativos de planeación, que respondan a los desafíos actuales y a las necesidades emergentes de las ciudades del futuro”. Esta ciudad del futuro es la que pensamos para Manizales, un proyecto de construcción social de territorio hecho a escala humana.

El ser humano, en sus relaciones con el entorno, está en cada momento que transita por la tierra, construyendo realidades que pueden ser económicas, sociales y, en su integración con los otros construye mundo como realidad simbólica de significantes y significados. El territorio es el lugar donde estas realidades son posibles.

Al hablar de la forma de ocupar esos espacios, donde los seres humanos, mantienen relaciones económicas, sociales y espirituales, hablamos de un cuerpo cultural, que sostiene la urdimbre de la red de las múltiples integraciones humanas, que emergen, como una construcción social del territorio como hábitat de los seres que lo ocupan.

El País, fue tímido al incorporar los procesos de ordenamiento territorial, como una herramienta para la ocupación del territorio, de forma más humana, y con el objeto de conservar los patrimonios naturales como el agua y nuestra preservación de zonas de reserva ambiental, necesarias para la oxigenación y disfrute del ciudadano de los nuevos tiempos, se hace necesario, por tanto incorporar en las agendas de una Manizales PARA LA VIDA, como bien lo dice la Declaración de Medellin (2015)

“…..Promover la gobernanza local, participativa e inclusiva que empodere a todos los habitantes; reconocer las contribuciones clave de los distintos niveles del gobierno, incluyendo niveles regionales, sub-regionales y municipales; fortalecer los mecanismos formales de coordinación; definir responsabilidades conjuntas; y proveer a cada nivel del gobierno con los recursos necesarios e incentivos para llevar a cabo efectivamente sus respectivos roles”.(7)

Los objetivos de desarrollo sostenible, adoptados en la Asamblea General de la ONU, como agenda mundial 2015 – 2030, son trasversales a la formulación de un POT para una ciudad como Manizales, que debe cumplir como mínimo con la Agenda ordenada por las Naciones Unidas.

 «…Estamos resueltos a poner fin a la pobreza y el hambre en todo el mundo de aquí a 2030, a combatir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, a construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas, a proteger los derechos humanos y promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y a garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales”, señalaron los Estados en la resolución.»(8)

No se requiere ser un sabio, para diseñar un “Modelo de Ocupación del Territorio”, de acuerdo a las Agendas Locales, Nacionales e internacionales, se requiere de una voluntad política de sus dirigentes, donde prime el interés general sobre el particular, donde se planteen políticas públicas con equidad e inclusión social, en fin pensar en una MANIZALES PARA LA VIDA- LA EQUIDAD COMO FUNDAMENTO DEL DESARROLLO URBANO SOSTENIBLE.

“Desde 2008, la mayoría de la población mundial ha vivido en ciudades. Hoy, las áreas urbanas son una combinación de historia, civilización, diversidad y cultura. La urbanización ha sido una fuerza que ha modificado casi todo: la manera de ser y de pensar, la forma de ocupar el espacio, los estilos de vida, las relaciones sociales y económicas y los patrones de consumo y producción. Las ciudades como espacios de innovación, económicos y productivos, proveen oportunidades para mejorar el acceso a los recursos y los servicios, así como opciones en las áreas social, legal, económica, cultural y ambiental. La urbanización ha generado crecimiento económico, desarrollo y prosperidad para muchos.”(9)

Para lo anterior es necesario que existan unas claras políticas basadas en la equidad y la inclusión social, los mal llamados megaproyectos o «smart cities», en inglés, está demostrado que fragmentan el tejido social, además que son propicios para la violación de los derechos humanos, caso del macroproyecto San José.

Múltiples factores, como la guerra en la cual estábamos inmersos en los últimos 50 años, el desgaste de la democracia representativa, sumado a fallas estructurales en el desarrollo del territorio, producto de procesos de fragmentación de los mismos territorios y el olvido del estado centralista en el desarrollo de las regiones. 

Es el SER del abandono del siglo XXI, ausente en su esencia espiritual, por falta de sitios de esparcimiento, donde se pueda tejer esa urdimbre de una Ciudad pensada a Escala Humana, con nuevos espacios artísticos, culturales y de esparcimiento tan indispensables en un mundo globalizado y que ha diluido las categorías ontológicas del SER, en un mundo sin diálogo, ausente de la alteridad de los rostros, como es el mundo tecnológico de las redes sociales, es la soledad del hombre producto de un mundo tecnológico y globalizado.

“El urbanismo no es sólo un problema técnico, económico o político, es también un problema social, cultural, estético, medioambiental, histórico, y sobre todo, antropológico, pues afecta directamente al vivir humano. Un diagnóstico real del «estado de salud» de una ciudad no se hace sólo con encuestas o estadísticas, o midiendo la contaminación atmosférica que producen los coches, puede y debe ser, el resultado conjunto del análisis y el trabajo de campo de un equipo multidisciplinar que examine la ciudad en toda su complejidad. También la participación ciudadana es valiosa si se sabe encauzar a través de los distintos colectivos sociales y profesionales”.(10)

Lo anterior, nos compromete a pensar que el componente del SER es trasversal a los otros componentes. En nuestro ejercicio de civilidad, estamos pensando en un modelo de ocupación del territorio, para una ciudad del siglo XXI, para un ciudadano que pueda sentirse bien en el territorio, que el territorio le ofrezca las oportunidades de vencer sus miedos, de ejercer la ciudadanía en el pleno sentido de la palabra, como lo hemos enunciado en este documento, un ciudadano que ejerza plenamente sus derechos y sus deberes, que sea autónomo en sus decisiones, políticas, un ser consciente de la solidaridad, la pluralidad, el respeto y reconocimiento del otro como su semejante.

Por desgracia, el componente del SER, está ausente en los proyectos utópicos de Ciudades Sostenibles, en ellos se nos habla de inversiones cuantiosas de infraestructura, mientras el ser humano queda como invitado de piedra, los planificadores modernos están construyendo ciudades para que la soledad de los espíritus, padezca la maldición de macondo. Verdaderos guetos urbanos, donde cada día se presenta el fenómeno de la “gentrificación”, como es el desplazamiento intra-urbano, condenando a los habitantes más pobres a vivir en las periferias de la ciudad, donde se hace imposible la presencia de las policías del gobierno local, para brindar los ciudadanos los servicios públicos para una vida digna.

“Nos encontramos inmersos en una crisis que nos obliga a replantear buena parte de nuestro sistema económico, social y político. La ciudad alberga el espacio tiempo donde se producirán los cambios, dado que tiene la escala adecuada para aumentar la calidad de vida de la humanidad. Sin ciudades sostenibles, la sostenibilidad, sencillamente, no será posible», afirma Víctor Viñuales, director de la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes).”(11)

Acogemos que la ciudad debe Gobernarse desde la perceptiva, de una ciudad más diseñada a escala humana, la ciudad es el lugar para que el ciudadano, pueda vivir estéticamente su territorio, mediante la conservación de su paisaje natural, sus patrimonios como el agua y cuencas hidrográficas. Muy a propósito quiero dejar planteadas unas preguntas que deben estar en capacidad de tener respuesta mediante un Plan de Desarrollo alineado con el POT. 

PREGUNTAS A MANERA DE CONCLUSIÓN 

  1. 1.”Existen riesgos medios y altos, cuales, se han presentado deslizamientos, inundación, incendios forestales pero no existen planes o estrategias de mitigación de desastres ambientales ni estrategias de adaptación a la vulnerabilidad. Que sabe la comunidad. Que  voluntad política hay para afrontar los desastres ambientales.
  2. 2.Existen adecuado abastecimiento y suministro eléctrico, se ha modificado el sistema por uno de menor gasto energético y se han introducido energías limpias y renovables. Existen normas para controlar emisiones y conciencia para reducir la huella ecológica.
  3. 1.Se han disminuido los riesgos de salud relacionados con contaminación o degradación ambiental (aguas, aire, suelos). 
  1. 2.Existe una infraestructura de prevención de enfermedades y una política de salud publica que atiende traumas de desplazados, nuevas enfermedades ligadas al aumento de temperaturas por el cambio climático.
  1. 3.Las cuencas y/o fuentes subterráneas se encuentran en buen estado, se presenta buena calidad del agua y no se han presentado mayores efectos de reducción de la cantidad en el reciente fenómeno de El Niño y la Niña. Se aprovecha el agua lluvia en múltiples usos domésticos e industriales.
  1. 4.La calidad del aire es buena, (existen estudios, cuáles?) existe un buen manejo por parte de las Autoridades y de las fuentes generadoras de polución tales como industrias, vehículos, sector energético, etc. Las quemas agrícolas son bajas o muy controladas, la ventilación y asoleación de viviendas es aceptable. Se reduce el uso de combustibles fósiles
  1. 1.”Dónde están las propuestas para mitigar y minimizar los efectos del cambio climático y la búsqueda de aliados estratégicos para fomentar proyectos integrales de adaptación y mitigación, con sector privado y ciudadanía?. 
  1. 3.¿Existe en la ciudad una buena cobertura forestal en las cuencas; Se cuida el bosque nativo, se están ejecutando planes de reforestación con especies adaptadas al ecosistema, y/o cuidado de áreas forestales para generación de ingresos rurales? 
  2. 4.¿Se duplican los sumideros de carbono en parques naturales y áreas de reserva?”.
  3. 5. “¿Existe en la Ciudad una minería responsable y cumple todos los requisitos ambientales para favorecer los ecosistemas locales y regionales?”(12)

REFERENCIAS

  1. (1)Nueva Agenda Urbana Hábitat III. Recuperado en: http://www.habitat3.cl/wp-content/uploads/2016/10/Nueva-Agenda-Urbana-Habitat-III.pdfp
  2. (2) Revista Civismo 248. Febrero 1981
  3. (3) Bauman Zygmunt – Miedo Liquido Pdf. Recuperado: http://www.loslibros.info/descarga-libro-miedo-liquido-pdf-de-bauman-zygmunt/
  4. (4) Bauman Zygmunt – Miedo Liquido Pdf. Recuperado: http://www.loslibros.info/descarga-libro-miedo-liquido-pdf-de-bauman-zygmunt/
  5. (5) Bauman Zygmunt – Miedo Liquido Pdf. Recuperado: 
  6. (6) Declaración de Medellín Foro Urbano Mundial. Recuperado en:. https://unhabitat.org/wp-content/uploads/2014/04/Declaration-Medellin_WUF7_Advisory-Board_ESP.pdf
  7. (7) Objetivos de desarrollo sostenible. Recuperado en: http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2015/09/la-asamblea-general-adopta-la-agenda-2030-para-el-desarrollo-sostenible/
  8. (8) Objetivos de desarrollo sostenible. Recuperado en: http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2015/09/la-asamblea-general-adopta-la-agenda-2030-para-el-desarrollo-sostenible/
  9. (9) Objetivos de desarrollo sostenible. Recuperado en: http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2015/09/la-asamblea-general-adopta-la-agenda-2030-para-el-desarrollo-sostenible/
  10. (10) Notas sobre el urbanismo actual. Recuperado en: http://www.fund-encuentro.org/informe_espana/descargar-notas.php?id=2004-C5-1
  11. (11) Siglo XXI: del urbanismo salvaje a la ciudad sostenible. Recuperado en: http://ethic.es/2014/09/siglo-xxi-claves-para-un-nuevo-concepto-de-ciudad/
  12. (12) MATRIZ DE SEMAFORO TERRITORIAL SOSTENIBLE: (Construcción colectiva)

  ** https://youtu.be/BqJMLRkv_IE

MANIZALES 5 DE JUNIO 2017

854 Total Views 1 Views Today
Social Media Integration by Acurax Wordpress Developers
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube