image

 

VER: http://es.calameo.com/read/002060306829371aee528?trackersource=embed

LOS FRUTOS DE CLARETH

Mi viejo amigo, el camarada de las entrañables rebeliones provincianas, catecúmeno de profundos oficios filosóficos, pastor de palabras y practicante de silencios, José Clareth Bonilla, me ha pedido el más amable de sus encargos: presentar su nuevo libro de poemas. Poemas hechos en un bello atardecer de la vida que flamea en el mismo rojo de la reciente y vieja primavera.

Y qué puedo decir ahora que me enfrento a unas páginas que dibujan los maduros acercamientos de un ser a los altos encandilamientos del alma? Unas páginas que ha ilustrado con imágenes de las tallas que devota y silenciosamente ha elaborado el autor para devolverle, en una especie de acción de gracias, un nuevo fruto a la antigua piedad de las maderas. *

UN AMIGO DE ASOMBROS

( Dedicado a josé Clareth)

“No pensó la maderaú
ser rostro de ave,

figura de pezj
o testimonio de otra piel
extraña a su textura.m

Siempre tuvo
sus brazos en alto
para agradecer otros oficios
y fue cuna del insecto
y escala de los pájaros
por su cuerpo existió
la urgencia de los frutos
y en su largo vientre albergo.
el ascenso de la sabía.

En un ciclo perfecto
llegaría a ser leña, carbón
o fragmento de árbol
en un bosque olvidado.

ÚPero un amigo de asombros
le tomo en sus manos
descubrió su espíritu
y cambio su destino”.u

(Edgardo Escobar G. 2003)

*Parte del prólogo del libro XILOLOQUIOS.

VER: http://es.calameo.com/read/002060306829371aee528?trackersource=embed

861 Total Views 2 Views Today
Social Media Integration by Acurax Wordpress Developers
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube