Uncategorized

HOMENAJE A LA VIDA Y OBRA DEL SOCIO DE LA SMP DE MANIZALES

HOMENAJE A LA VIDA Y OBRA DEL SOCIO DE LA SMP DE MANIZALES

Por Claudia Torres Arango **

En Quinchía, una hermosa población de mineros y agricultores enclavada en medio de colinas, nace José Clareth Bonilla Cadavid, quien siendo niño es llevado para Anserma a donde se traslada su familia, durante una lluviosa noche, por los avatares de la violencia que ha marcado a Colombia. Allí recibe sus primeras letras, para luego educarse ingresando en primera instancia al seminario, donde se empieza a forjar la formación intelectual, aunque para este muchacho inquieto no es la vida religiosa que deseaba su madre, lo que habrá de caracterizar su existencia, dado que posteriormente ingresa al Colegio de Occidente de Anserma, donde pese a su juventud se alimenta su inquieto espíritu intelectual, logrando poner los primeros cimientos de su inquebrantable vocación de gestor cultural, pensador y maestro.

Es clara la impronta que dejaron en él su padre como hombre trabajador, y en especial su madre como mujer devota y de recio carácter, quien lo encomienda al Santo catalán Antonio María Clareth. Y así como el Santo funda la orden de los misioneros Claretianos, también José será miembro fundador del grupo generacional “La Reja en el aire”, conformado en tiempos de los Beatles, de Gonzalo Arango y del Che Guevara, no para tratar sobre catequesis, sino sobre filosofía, bioética, poesía, y civismo, en los que plasma su pensamiento liberal, vanguardista y ético como parte fundamental y coherente entre ideología y acción. Sobre esto, volveré más adelante.

Este licenciado en Biología y Química de la Universidad de Caldas, luego Magister en Filosofía Contemporánea de la Universidad Nacional de Bogotá, y por lo tanto alumno de Guillermo Hoyos, Rubén Sierra y Danilo Cruz, y posteriormente Especialista en Gerencia de Talento Humano de la Universidad de Manizales, quien se ha desempeñado desde sus inicios como docente en colegios y luego en universidades, fue también Jefe de Planeación del Seguro Social, entidad en la que dejó su impronta no sólo consolidando la infraestructura de la clínica en Manizales, sino también desde lo humano con sus superiores jerárquicos, colaboradores y subalternos, de quienes logró respeto y cariño.

Dentro de su obra escrita se tienen: artículos de revistas y poemas, crónicas publicadas en el periódico La Patria, y ensayos filosóficos y sobre temáticas socio-ambientales para revistas universitarias e institucionales. Entre sus libros publicados se encuentran: Fronteras de la epistemología (ensayos filosóficos, 2000), Huellas de tierra y olvido (relatos y cuentos, 2001); La reja en el aire (poemas, 1999), Xiloloquios (escultura, tallas y poemas, 2003); Progredere periódicos murales, Metáfora de un grupo cultural en Anserma (ensayos, 2005), Los niños en el país de la sonrisa (Cuentos infantiles, 2007). Coautor del libro “Cien Años de Construcción de Civilidad”, (2012). El ser y la ciudad para la vida (2016), Deshumanización en la Atención en Salud un Reto de la Bioética (2016), La Crisis de la Educación Colombiana un modelo anacrónico (2017), La vida florece en cada amanecer (poemas 2017) De la reflexión a la acción-Civismo Activo (2018), Mayo del 68 o el eco de una revolución (2018).

Actualmente es Miembro del Colectivo Subámonos al Bus del POT y Socio de la Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales, institución en la cual ha ocupado los cargos de Primer Vicepresidente (2012 y 2015), Segundo Vicepresidente (2011).

José Clareth ha recibido los siguientes reconocimientos: en 1986 fue distinguido con el primer lugar en el concurso Nacional de Cuento Organizado por El Instituto de Seguros Sociales con el Cuento: “Los niños en el país de la sonrisa”, y con el tercer puesto en poesía con el poema “Sueño de libertad”. En 2001 en el Primer Concurso de Poesía de Pensionados y Jubilados del Instituto de Seguros Sociales a nivel Nacional, ocupó el segundo puesto con el texto “Sinfonía de la tarde”.

Recibió de la Alcaldía de Anserma la Gran Orden Ciudad de Anserma-A los mejores en 2001, exaltando su labor, esfuerzo, dedicación, aportes y logros como ciudadano, actuando de forma ininterrumpida en beneficio de la comunidad, tanto urbana como rural de dicha comarca, razón por la cual también fue nominado para la misma distinción en 2002, y honrado con dicha condecoración en 2003 y 2005. Similarmente, fue condecorado en el año 2005 como Egresado Destacado del Colegio de Occidente, y en 2009 recibió reconocimiento por parte del Municipio de Anserma y del Centro Cultural y Biblioteca Pública de Anserma.

En el año 2013 fue condecorado por la Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales como Socio del año, institución de la cual ha sido miembro activo, y donde hace parte del Consejo de Redacción de la Revista CIVISMO, órgano informativo de la Benemérita para la cual escribe sus artículos rotulándolos desde los Senderos del “Civismo Activo”. Quienes allí lo acompañamos, estamos esperando sus memorias, tituladas: “Siguiendo el rastro del poema, por los senderos de la Civilidad”.

En el año 2005 fue elegido como Representante de los Egresados del Consejo Superior de la universidad de Caldas, y bajo su representación se formuló la primera política de Egresados de la Universidad de Caldas y se crearon, además de la sala Humberto Gallego Gamboa, la Orden Humberto Gallego Gamboa que se entrega a egresados que se destaquen por sus calidades académicas, profesionales y por sus aportes valiosos a la sociedad; igualmente, José Clareth gestionó la Casa donde funciona actualmente el Centro de Egresados de la misma universidad, lugar donde los beneficiados sembraron un Guayacan amarillo en reconocimiento suyo, haciendo gala de su pensamiento ambiental.

Este “artesano de la madera y la palabra”, como el mismo se define, ha trabajado en su taller XILOLOQUIOS durante los últimos 20 años, y estableciendo un diálogo con la madera, cuyo fruto ha sido la materialización de cerca de un centenar de obras que en su mayoría hacen parte de colecciones particulares y de su colección personal. Su obra monumental, donada a la Biblioteca Pública “Roberto y Arturo Restrepo” de Anserma, e instalada en el segundo piso el performance, consistente en un poema titulado “No más basta ya”: se trata de una talla concebida como metáfora de la Barbarie. Hace parte también de esta obra, un poema a la “Mujer” tallado en madera, y una talla de una Mujer desnuda y de espaldas que camina por la playa. En el Primer piso, se encuentra “Un Señor muy viejo con unas alas enormes”, concebido como una metáfora al cuento de nuestro Novel de la Literatura Gabriel García Márquez y en homenaje al cuento del Nobel escritor, intitulado “Un señor muy viejo con unas alas enormes”.

Retomando “La Reja”, allí concibió y dirigió un periódico local con dicho nombre, para que como jóvenes, sus miembros pudieran expresar su rebeldía a la violencia y a la exacerbación religiosa del municipio, por medio de la poesía y la actividad cultural. Del grupo, del cual participaron: William Ramírez, Augusto León Restrepo, Jaime Ramírez Rojas, Darío Usma, Guillermo Navarro, Augusto Marín, Jorge Iván Ramírez, Gustavo Loaiza, Guillermo Navarro, Herman Lema, Jhon Cañaveral, y Edgardo Escobar, además de José Clareth Bonilla… dice Alfredo Cardona Tobón en un artículo del Diario de Pereira, publicado el 15 de enero de 2012, al referirse a Anserma y la Reja en el Aire:

La muchachada piernipeluda rodeada por maitines y rosarios ya no resistía una salve más; estaba saturada de letanías. Y como ocurre con las dictaduras y las imposiciones extremistas, surgió la protesta y la revolución, encarnada esta vez, por un grupo burlón, irreverente, sin ánimo político y muchas pretensiones poéticas que empezó a romper el hechizo del padre Zuluaga.

Así es José Clareth: el librepensador apasionado, irreverente, comprometido, romántico, visionario, que trajo a la Sociedad de Mejoras Públicas el viento fresco de nuevos términos, como “de la reflexión a la acción” y el “civismo activo”, o ideas como “el civismo y el ser”, el “arte para la vida” o “educación por el arte”, empleando en su pedagogía esa mezcla entre la ética y la estética, posible de ser concebida desde su alma de poeta.

Dice Bonilla Cadavid “que su esperanza está en un mundo mejor, más tolerante, más incluyente, más respetuoso del otro. Un sujeto erigido que ejerza la solidaridad y sea capaz de construir un mundo más humano, y que tenga como principio el disfrute de un mundo de la vida ética y estéticamente”. ¿Es esto una utopia? Tomás Moro da este nombre a una isla y a la comunidad ficticia que la habita, cuya organización política, económica y cultural contrasta en numerosos aspectos con la sociedad inglesa de la época.

La coherencia que pregona José Clareth, cuando pregunta “¿Para qué nos sirve la formación de profesionales, carentes de un sentido ético y estético de la vida? Hoy se requiere la formación de un hombre diferente; de un ser humano de excelencia, responsable, independiente, crítico y creativo; de un ser capaz de identificar problemas y de buscar alternativas de solución; de ciudadanos comprometidos con su comunidad”. Con todo esto José Clareth, a pesar de sus quebrantos de salud, reflexionando y proponiendo una sociedad mejor, le da grandes retos a esta Institución fundada en 1912.
La SMP da las gracias a Luz su esposa, a sus hijas Margarita María y Norma Lucía, a sus nietas Mariana, Valentina y Manuela, que son la vida y el motor de José Clareth, y a sus yernos. Felicitaciones por una vida de servicio.

**Socia de la SMP de Manizales
Manizales, 25 de Junio de 2018.

* Texto leído en el homenaje que hace la SMP de Manizales, al Socio José Clareth Bonilla, en Asamblea General celebrada en el Auditorio José Restrepo Restrepo el 25 de Junio de 2018.

MAYO 68 FRANCÉS O EL ECO DE UNA REVOLUCIÓN

MAYO FRANCÉS DEL 68 O EL ECO DE UNA REVOLUCIÓN

Por: José Clareth Bonilla Cadavid

“(…) la historia de los conocimientos no obedece simplemente a la ley del progreso de la razón: no es la conciencia humana o la razón humana quien detenta las leyes de la historia. Existe por debajo de lo que la ciencia conoce de sí misma, algo que desconoce, y su historia, su devenir, sus episodios, sus accidentes obedecen a un cierto número de leyes y determinaciones”
Michel Foucault (1)

Corría la primavera del 68 y la ciudad de París vivía el escenario de uno de los acontecimientos que marcó la historia contemporánea de Francia y demarcó un cambio de comportamiento de la sociedad de Occidente y, en especial, de los latinoamericanos. Se conoce como “Mayo del 68 francés” y fue caracterizado con una sucesión de huelgas y protestas de trabajadores y jóvenes estudiantes.

Se expresó en propuestas que partieron de los movimientos estudiantiles y que se contagiaron a los sindicatos obreros generando una protesta jamás vista. Vamos a ubicarnos en el contexto de la década de los 60 y vamos a utilizar los historiales que son muchos, como un artefacto literario o de conmemoración, e identificar las causas con una serie de descripciones de los hechos, que han relatado profusamente en artículos, libros y documentos fotográficos, videos y hasta películas.

CONTEXTO DE MAYO DEL 68 FRANCÉS

En la década prodigiosa de los años 60 hubo muchos los acontecimientos que demarcaron el siglo XX, como: la Revolución Cubana, siendo un hecho a nivel mundial y latinoamericano, y la guerra de Vietnam que dividió la opinión norteamericana. Relatan que más de 90 ciudades protestaban por la guerra de Vietnam. Los jóvenes norteamericanos se manifestaban con la subcultura Hippie, la cual cuestionó la guerra de Vietnam y la pacata sociedad de EE.UU. Fue el tiempo de los pelos largos y la experimentación del LSD-25 y la marihuana; el surgimiento de los movimientos de la guerrilla en Latinoamérica, y la agitación de los estudiantiles. Con los adelantos tecnológicos, la radio y la televisión, en cualquier aldea se podía conocer lo que acontecía en otras latitudes: la muerte del Presidente Kennedy, el viaje a la Luna y el Mayo del 68 en París.

Mucho fue lo que aconteció, anidó y determinó nuestra vida en la década de los 60. Todavía reverberan en la memoria esquirlas de esa hecatombe, Mayo del 68, la famosa noche de Tlatelolco, el viaje a la Luna, los Juegos Olímpicos de Méjico donde el poder negro se expresaba con toda su magnitud. Era el tiempo del asombro, de la transformación de los espíritus. Mientras en Colombia todavía la técnica nos dejaba ejercer el nihilismo; el profeta Gonzalo Arango mandaba a la hoguera sus libros en el parque Cayzedo de Cali; Amílkar U. decía que la vida era una fiesta, y en una fiesta no se trabajaba, a lo que nosotros exclamábamos, al igual que el poeta: “Realidad, Realidad no nos abandones para soñar mejor el hondo sueño”.

Fieles a su espíritu, nuestros jóvenes y sus asombradas conciencias asistieron a una revolución histórica, en la cual se tomaron como propios los elementos culturales de la época a la manera de una nueva ilustración. Cambiamos nuestras costumbres y las propias formas de percibir el mundo. Reemplazamos los viejos paradigmas que nos mantenían presos a las costumbres pueblerinas por otros nuevos. Así fue como dejamos atrás las viejas canciones que nos hablaban del desencanto y del despecho, por unas nuevas más románticas que nos hablaron del amor y la alegría. Fueron los tiempos de Rubén Blades en la Universidad de Panamá y su salsa, Héctor Lavoe, Serrat, Luisito Rey, el Rock and Roll y otros sones abiertos más al infinito que a la nostalgia andina.

Por fortuna, desde nuestra adolescencia, conjuramos a los destructores de utopías y reclamamos que la realidad nos dejará construir lo imposible. Preferimos el amor a la guerra y, al igual que en Mayo del 68, pregonábamos: “Hagamos el amor y no la guerra”. Mayo del 68 dejó́ una huella extraordinariamente profunda en el siglo XX, de la cual la sociedad de comienzos de siglo XXI no ha encontrado todavía una salida. Ernest Bloch ganador del Premio Nobel de La Paz de 1967 decía que: “El nihilismo y la metafísica de la esperanza, eran las únicas alternativas de nuestro tiempo”. Por eso propuso el espíritu de la esperanza y el espíritu de la utopía como principios rectores de la historia individual y social.

Se dice que la década de los años 60 fue de los jóvenes y de la mujer en el Primer Mundo, de los derechos de los negros en los EE.UU., de la independencia de África, de la guerrilla de liberación en América Latina y de la puesta al día de la Iglesia Católica Romana, del cuestionamiento al sistema educativo por los jóvenes europeos, del pensamiento y la capacidad organizativa de mujeres como Simone de Beauvoir. El segundo sexo, entre otras, Helen Gurley Brown, editora de Cosmopolitan y autora de El sexo y la chica soltera, o como Betty Friedan que imaginó una nueva mujer en su libro La mística femenina. Y los hippies con su libertad sexual, su comunitarismo, y su rechazo a lo establecido. En general, surgió una nueva sensibilidad sobre el amor, el sexo, la familia y los valores.

CRONOLOGÍA DE LA RESONANCIA DE UN ECO DE MAYO DEL 68

En Alemania en el año 1967, en la Universidad Libre de Berlín, el filósofo Herbert Marcuse agitaba a los estudiantes: “Está en juego la vida de todos. La creciente producción es creciente destrucción y creciente despilfarro”.

Mientras en Francia, descontento generalizado de la clase trabadora, bajos salarios y aumento de la pobreza, y un ejercicio del poder derechista por el Presidente De Gaulle; mientras las colonias pedían la independencia, las influencias de las protestas en distintos países, como México, España, Alemania y países americanos, hacían más crítica la crisis de la resonancia de los ecos de Mayo del 68 en París, y los estudiantes de La Sorbona pedían una reforma estructural de la educación.

El espíritu de la época invitaba a un cambio. En Norte y Suramérica la juventud y la sociedad reclamaban. Europa salía de la posguerra, y en muchos países el “espíritu de la época” circundaba los pueblos y el deseo de cambio contagiaba a los jóvenes.

“Los años 60, supusieron un gran cambio en la política europea, se comienzan a cuestionar la necesidad de las dominaciones europeas. Las colonias de África, Asia y América y su sistema de gobernación comienzan a ser increpadas por parte de la sociedad. La Revolución Cubana, la Guerra de Vietnam, los movimientos izquierdistas que comienzan a aflorar en el continente Sudamericano, provocan una clara reacción de repulsa” (2).

A la guerra y la posterior independencia de Argelia de Francia, se sumaron los acontecimientos que poco a poco aumentaron los movimientos estudiantiles y de trabajadores, que comenzaron con pequeñas escaramuzas. Los mineros, el desempleo, la pobreza absoluta y el descontento social se percibían, y llegó el momento de los estudiantes y algunos intelectuales de izquierda, que anidaron las manifestaciones y barricadas de Mayo del 68.

LAS BARRICADAS Y LA VOZ DE MAYO DEL 68

Los cronistas relatan que el viernes 3 de Mayo de 1968, un grupo de estudiantes se reunió en la Plaza de La Sorbona, dentro del histórico Barrio Latino, para protestar en contra del sistema universitario. El líder estudiantil Cohn-Bendit fue detenido el día 3, y el 4 de Mayo se cerró La Sorbona. Los estudiantes lanzaban proclamas de exaltación de la vida, la libertad y la imaginación y el rechazo a la autoridad y a las jerarquías.

Estos hechos generaron una convocatoria aún mayor, siendo miles de estudiantes y trabajadores los que protestaban y hacían huelga. Esto provocó un enfrentamiento con la policía bajo las órdenes de Charles de Gaulle.

“El resultado fue terrible, dado que se generó́ una batalla campal contra la policía y posteriormente una huelga general de estudiantes y diez millones de trabajadores franceses, paralizando el país por completo y siendo impulsadas por los obreros principalmente obligando a la Confederación General del Trabajo (CGT) a secundar el paro, a pesar de su primera oposición” (2).

Cerca de un millar de arrestos e igual número de heridos aumentaron la protesta. Era el comienzo de lo que más tarde sería la voz de Mayo del 68.

Se levantaron los adoquines y construyeron barricadas como trincheras. Los trabajadores se fueron anexando a la protesta y fue el 13 de Mayo cuando aparecieron pintadas las paredes de La Sorbona. Los estudiantes de Bellas Artes decoraron banderas “rojinegras” con retratos de Marx, Lenin, Mao, Fidel Castro y el Che Guevara bajo el eslogan más representativo: Interdit d’interdire (Prohibido prohibir).

Varios intelectuales profesores de La Sorbona, como Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Michel Foucault y Herbert Marcuse en Alemania con el texto El hombre unidimensional, son proclamados a voces por los estudiantes.

Fueron muchos los eslóganes e historias y arengas que han trascendido los años, como: “la imaginación al poder”; “hagamos el amor no la guerra”, refiriéndose a Vietnam. En la Escuela de Bellas Artes se encargaron a crear afiches, con una intencionalidad de propaganda de izquierda, frente a los sectores de derecha que defendían el poder.

Los trabajadores se tomaron las siderúrgicas, las fábricas de aviones y ferroviarios, los trenes y la Renault, y los trabajadores por encima de los sindicatos convocaron a un paro general el 23 de Mayo. Ese día De Gaulle expulsó al líder Daniel el Rojo, que era de nacionalidad alemana, y lo expulsó por 10 años. Daniel Cohn-Bendit, quien fue el líder más destacado de Mayo del 68, hoy es eurodiputado por los ecologistas alemanes.

“En realidad Mayo del 68 comenzó en marzo de 1967, cuando el ministro de la Juventud y el Deporte, François Missoffe, recibió en Nanterre un grandioso abucheo y mantuvo un tenso diálogo con el estudiante Daniel Cohn-Bendit, apodado Dani el Rojo tanto por sus ideas como por el color de su pelo. Después de varios meses de tensión, la gran revuelta tomó cuerpo el 22 de abril de 1968, cuando Cohn-Bendit y su grupo decidieron ocupar Nanterre para protestar contra la detención de varios estudiantes acusados de atentar con explosivos contra empresas norteamericanas en la capital francesa. El día 28, el decano ordenó el cierre de la facultad y los estudiantes respondieron boicoteando los exámenes parciales y enfrentándose con sus compañeros de derechas, que habían calificado la ocupación de Nanterre de terrorista” (3).

Al finalizar mayo, el país estaba paralizado y se escuchaba la caída del Presidente De Gaulle. El “29 de mayo un cuarto de millón de franceses desplegados entre La Bastilla y la Estación de Saint-Lazare demanda la caída del gobierno: “¡De Gaulle, asesino!, ¡Que se vaya el viejo!” (4).

La agitación se trasladó al mundo obrero y hubo numerosas huelgas, pero los sindicatos terminaron rechazando las propuestas estudiantiles. Al final, Pompidou negoció con los sindicatos y los estudiantes volvieron a las aulas. Mayo del 68 fracasó como revolución, pero muchas de sus ideas, el reconocimiento de los derechos de la mujer, la liberalización de las costumbres, la democratización de las relaciones sociales y generacionales, fueron asumidos por la sociedad.

Tras de un mes de protestas y una secuencia de huelgas, que literalmente frenaron el país, se logra la calma mediante la esperada disolución de manifestaciones en el momento en que se obtuvo una promesa acompañada por mejores salarios y condiciones para los trabajadores. De este modo, se lograron remover completamente las huelgas que representaron el sentimiento de rebeldía y en parte anarquismo de los manifestantes.

MAYO DEL 68: UN ECO EN LA SOCIEDAD LÍQUIDA

Los más estudiosos y escépticos programaron “el fin de la historia”. Con cada celebración de Mayo del 68, se preguntan: ¿cuál es el legado de Mayo del 68?, o incluso de manera más utilitarista; ¿qué dejó? ¿Qué nos queda de él? Los acontecimientos de Mayo y los años 60 no dejaron ningún hecho factible para los pragmáticos, solo los heridos, los adoquines y muertes de la guerra. Los gobiernos andan en una democracia líquida, no se ha logrado un cambio económico y mucho menos una revolución. Los cambios exigidos perduran en el tiempo: una sociedad más excluyente, el no a las guerras y a los tiranos, el no al racismo, el sí al feminismo y a la diversidad y los comportamientos sexuales, en especial el reconocimiento de los jóvenes.

Los cambios tecnológicos como la informática y la computación e inteligencia artificial, no escuchan el eco ni la herencia dejada, y mucho menos la importancia que tiene Mayo del 68 y “la época asombrosa de los años 60”.

Desde ese tiempo, podemos decir que los fundamentos de la “modernidad” fueron cuestionados: la forma de expresarse un sector estudiantil universitario y beligerante, el rol de la mujer como sujeto sexual y el nacimiento del movimiento feminista, la diversidad sexual, la pluralidad de pensamiento y la intercultural. Se cuestionó el capitalismo como expresión de sociedad de consumo y se reconoció el deterioro del medio ambiente y la necesidad de una conciencia ecológica.

Muy a pesar de concederse a Mayo del 68 un comportamiento estudiantil cultural con “rabia” y expresión anarquista, no hubo revolución e ideales de un cambio rebelde y político. Se cuestiona como un acontecimiento cultural, ya que después de negociados los sindicatos de París, las protestas estudiantiles de Mayo se quedaron calladas, y meses después De Gaulle salió con fortaleza.

“Cuando decayó la fiebre de mayo del 68, el orden se restableció. El general De Gaulle ganó cómodamente las legislativas francesas en junio. Los blindados soviéticos dieron por terminada la primavera de Praga en agosto. Richard Nixon fue elegido presidente de Estados Unidos en noviembre” (4).

Mayo del 68 nos deja una utopía de movimientos sociales, experiencia tan necesaria en estos tiempos, con ciudadanos como sujetos de derechos, que hoy deben ser reclamados y si es preciso exigen la acción. Ya no se trata de luchas problemáticas de izquierda, son ciudadanías que exigen los reclamos ante el Estado. Reclaman la participación de todos, dentro de un ejercicio ético y de construcción de ciudadanía.

Es mucha la información y análisis de Mayo del 68. Considero que la trascendencia de la conmemoración de 50 años de lo acontecido, al igual que el valor histórico de la “década prodigiosa de los 60”, son de un valor histórico que seguirá agotando los titulares de los periódicos. La sociedad líquida de las redes sociales y sus afanes miran con desdén la historia.

Hoy, hablamos de un mundo que se pierde en el nihilismo, en una sociedad en crisis, perdida en el laberinto de las redes sociales y en una era de la información, donde los valores se han diluido. La verdad quedó en entredicho y al borde del abismo de la hecatombe por los líderes que se han apartado de los valores y del sentido de humanidad.

Como bien dije al comienzo, los relatos e historiales sobre Mayo del 68 son una estrategia literaria par tener “conciencia histórica” de lo acontecido y conmemorar 50 años. Muy a pesar de los que pretenden desconocer su importancia, y que sostienen que el “fin de la historia ha muerto”, todavía se escucha el eco de Mayo del 68.

BIBLIOGRAFÍA

1) Foucault responde a Sartre. [Entrevista con Jean-Pierre El Kabbach. La Quinzaine littéraire, núm. 46, marzo 1968, p. 20-22. En Saber y verdad, Las ediciones de La Piqueta, 1985.
2) EL MAYO FRANCÉS 68 Por Marimar. Recuperado de https://sobrehistoria.com/wp-content/uploads/mayofrances.jpg
3) Cohn-Bendit, Dani el Rojo, lideró la Revolución de Mayo del 68 en las calles de París. Hoy es eurodiputado por los ecologistas alemanes.
https://www.muyhistoria.es/contemporanea/articulo/cohn-bendit-dani-el-rojo-311460104330
4) Vientos del Cambio en Mayo de 1968. París, mayo, 1968: la fiesta de la libertad Escrito por LA JORNADA. Recuperado de: https://www.desdeabajo.info/mundo/item/11327-vientos-del-cambio-en-mayo-de-1968-par%C3%ADs-mayo-1968-la-fiesta-de-la-libertad.html

Ver:

Palabras de presentación del libro: LA REJA EN EL AIRE 50 años 1967 – 2017

Palabras de presentación del libro:
LA REJA EN EL AIRE
50 años 1967 – 2017
(Metáfora de un grupo cultural en Anserma Calda)

Estamos frente a una realidad que nos asombra, celebrar 50 años de fundación del grupo generacional “la Reja en el Aire”, vivenciamos la dimensión social que la vida nos ha atorgado. Los historiadores algún dia realizaran un ejercicio de investigación biográfica y bibliográfica del acontecer de nuestra forma de andar por el mundo de la vida, tarea que temprano hay que hacer. Las historiales de crónicas de periódicos y libros publicados por los miembros son muchos y cerca 50 libros publicados, ellos son testimonio del quehacer en el eje del tiempo, será el que dara el juicio y su dictamen.

Al finalizar el siglo, muchos paradigmas se derrumbaron, empezando por el muro de Berlín y la disolución de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). Mientras tanto, en la sociedad de la posguerra, se fermentaba una revolución desde la década de los 60s. Se cuestionaron los pilares instaurados por la modernidad, dejando en entredicho, las bases de orden y progreso fundamentales en la sociedad “moderna”: La ciencia, la educación, la cultura, la familia, las relaciones sociales y muy especialmente las instituciones del estado sufrieron transformaciones.

El siglo XX nos dejó un vacío espiritual y una incertidumbre que finalmente lleva a la sociedad a una crisis en todos los niveles. El ser humano empieza a transitar por la incertidumbre del laberinto de comienzo de siglo, aferrado a una serie de comportamientos y creencias que, poco a poco, fueron superadas por los adelantos de la biotecnología y la informática.

A comienzos de siglo XXI,  decía a mis alumnos: “El fantasma de la irracionalidad despedío el siglo, abriendo las puertas al laberinto de un nuevo milenio, con una embriaguez espiritual, que hoy llamamos nueva era, la cual, abraza un cúmulo de creencias y supersticiones que a manera de telaraña, extiende sus hilos sutiles y siniestros amenazando con borrar todo vestigio de ciencia, de verdad y de ética, entregando, a su vez, sus principios y fundamentos a los integrismos religiosos, al espiritismo, la astrología, el gnosticismo y a otras corrientes espirituales, que se abren paso en medio de la incertidumbre que soportaba el ser humano y cuyas imágenes se comercializaron de mil formas, como paradigma emergente, NEW AGE o nuevos tiempos para la humanidad.

Se escuchan en la sociedad los pasos de un fantasma, que disuelve lo poco que queda de lo construido durante los últimos 300 años. Un  mundo, donde los ideales de justicia, hermandad y fraternidad ilustrados, acompañan al proyecto de democracia, dentro de un ejercicio de civilidad en sus derechos y deberes que la sociedad moderna nos otorgó.

Estos ideales de sociedad se empezaron a olvidar  finalizando el siglo, nos quedó la concepción neoliberal, excluyente e individual en su consumismo y una sociedad  fracturaba, una democracia apenas comenzaba su construcción, cada día se alejó  del ideal del pensamiento ilustrado.

Mientras la crisis termina las bases de la democracia y la sociedad se diluyen. Los EE.U.U. A pesar de los atentados terroristas de las torres gemelas, vive la gran crisis inmobiliaria, la cual, sacude la economía mundial, dando comienzo a una crisis que todavía  padecen  las instituciones a nivel social, político y cultural. El orden mundial cada día se ve amenazado por un “populismo a ultranza” y por el mercantilismo, los adelantos científicos y tecnológicos dejaron  rezagados la sociedad y su cultura, avanzado el siglo vemos como se pierde el  horizonte y el proyecto de un estado y sociedad democrática, no  controlamos los acelerados cambios,  sin que fuera posible articular el desarrollo científico y tecnológico, con un proyecto que le reconociera al ser humano su dignidad y papel histórico social. Todo parece indicar que la teleología histórica, se ha diluido por el azar de los nuevos tiempos.

“Corresponde a una crisis anunciada, a un momento histórico que muchos han llamado un “giro epocal”, o paso de la modernidad a la posmodernidad. La cual podemos ubicar desde la década de los años cincuentas en adelante, con la condena a muerte de la razón ilustrada, la ciencia, la verdad y hasta la misma historia. No solo se habla de una crisis de los fundamentos del conocimiento científico, sino también del filosófico y, en general, estamos ante una crisis de los fundamentos del pensamiento.” (Bonilla 2002)

DE LA ALDEA GLOBAL A LA INCERTIDUMBRE DE LAS REDES SOCIALES

En la década de los 60s, el sociólogo canadiense Marshall McLuhan, utilizo reiteradamente el término “Aldea Global” refiriéndose a los avances de los medios de comunicación existentes: la televisión, la radio, la telefonía, el viaje a la luna, además de los adelantos científicos a nivel del descubrimiento de la doble cadena de ADN.

A comienzo del siglo XX la comunicación era por escrito y en forma hablada, pero en los años sesentas, comienza el desarrollo de las técnicas de información que más tarde serán las tecnologías que hoy utilizamos. En aquellos tiempos,  el término ” aldea global” acuñado por McLuhan, parecía una metáfora de dos términos opuestos, pero lo cierto, fue que el momento histórico invitaba a una nueva ilustración, que cambiara las estructuras paradigmáticas. Mientras tanto,  Bod Dylan le cantaba al mundo entero que “Los tiempos están cambiando”, Mayo del 68, la guerra del Vietnam y la exitosa llegada del hombre a la luna, convirtió “un pequeño paso, para un hombre”, en un “gran salto para la humanidad”.Fue entoces, cuando:

. “Nuestros sueños entrelazados conformaron “La Reja en el Aire” , grupo generacional que jalonó y buscó abrir un espacio cultural en la Anserma de ese entonces, el cual fue aprovechado para difundir masivamente nuestras inquietudes espirituales, emocionales, culturales y políticas. A pesar de los años y como viejos soldados que se resisten a caer en el campo de batalla, recordamos a un Augusto Marí (qepd), un Fernaín Escobar, un Jorge Iván Ramírez, un Gustavo Loaiza, un Angel Gómez, un Aníbal Gamboa, un Edgador Escobar(qepd), un Dario Usma, un Guillermo Navarro, un Victor Hugo Vallejo, un José Clareth Bonilla y Nancy Ecobars,” que hicieron lo más hermoso que un ser puede intentar en este mundo; tratar de bajar a la tierra la materia dorada de sus sueños buscando que la palabra tuviera su sentido y que la fuerza de gravedad nos devolviera las alas de libertad de nuestra utopía” . Por eso, desde el alfa hasta el omega, la red se fue creciendo entrelazada de sueños y canciones y en el telar del tiempo el horizonte circundó. (Bonilla 2005).

La década de los sesentas, fue el comienzo de una ruptura epistemológica, el triunfo de la revolución cubana, la emergencia de las guerrillas en nuestro país y auge de las dictaduras en América Latina, mientras en Francia “Daniel el rojo” denuncia una sociedad en crisis, con el respaldado de los ideólogos del cambio, Jean Paul Sastre y Michel Foucault, unidos a sus  estudiantes de la Sorbona, manifestaron su descontento, gritando a cuatro vientos “prohibido prohibir” y reclamaban “la imaginación al poder”. Las  Aldea  de nuestros pueblos, observo y  escucho su voz por TV, con los adelantos de la técnicas de la comunicación en todos los niveles, como bien lo planteo McLuhan.

“Se le llamó la década prodigiosa. Se considera que fue un atentado a plena luz del día contra la suficiencia cómoda del poder, la arrogancia de la sociedad de consumo y los formalismos inexplicables de una civilización conforme y temerosa. Temerosa de ser, temerosa de darle al hombre la opción de cambiar su destino colectivo y de rescatar sus bondades esenciales, temerosa de rasgar los velos de las apariencias.”.(Bonilla 2005)

Finalizando el  siglo XX la incertidumbre abrió las puertas al laberinto del XXI, mucho antes de terminar el siglo, los escenarios sociales mostraban el malestar de una sociedad que pedía a gritos “otra ilustración”. La caída del muro de Berlín, la disolución de la URS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), y la reformas de Mijaíl Gorbachov con los deseos de  reforzar y perfeccionar el régimen socialista mediante la trasparencia (glasnost) y la reestructuración (perestroika).

Estos cambios se acompañaron con los adelantos técnicos y científicos de finales de siglo, como fue el internet, el celular, el Betamax y el DVD; a los que se sumó los adelantos en la biotecnología y  la ciencia en general. Mientras esto acontece, el SER HUMANO, queda en la orfandad y con un vacío espiritual que aprovecharon los pregoneros de la fatalidad y el desconsuelo de la “nueva era”, la tierra fértil para  sembrar las ideas posmodernas, las que finalmente empiezan a borrar los vestigios de lo  construido por la modernidad.

“El siglo XX comenzó́ con una utopía futurista y concluyó sumido en la nostalgia». El diagnostico de Boym es claro: el mundo moderno está aquejado de «una epidemia global de nostalgia, un anhelo afectivo de una comunidad dotada de una memoria colectiva, un ansia de continuida den un mundo fragmentado», y propone que veamos esa epidemia como «un mecanismo de defensa en una época de ritmos de vida acelerados y convulsiones históricas»” (Sygmunt Bauman 2017)

El siglo XXI comienza anunciando la llegada del fin de la historia, ya no fue posible hablar de progreso, sino de múltiples escenarios, la incertidumbre de los nuevos tiempos   entra en el asombro de los adelantos científicos. Como  el PGH. (Proyecto de Genoma Humano) que el día 12 de Abril 2003 anuncia desde la Ciudad de “Washington Francis Collins, director del Instituto Nacional de Investigación sobre el Genoma Humano. “Es un día de significación histórica”, dijo Collins. “Tenemos la primera edición del libro de la vida, que va a ser usada por siglos”. La secuenciación (lectura) de los 3.000 millones de bases (letras) que componen el genoma humano abre la vía a grandes avances en el tratamiento de enfermedades”.

Trece años de investigación, sorprenden al mundo con el importante logro científico, piedra angular para el posterior desarrolló de la biología, en especial, la era biotecnología que cada día ilumina al mundo, anunciando el origen y causa de muchas enfermedades. Se dice, que hoy las ciencias médicas y farmacológicas gobiernan  el mundo y la vida, se trata del BIOPODER  y la BIOPOLÍTICA en términos de Foucoaut.

El desarrollo de la Internet a partir de la última década del siglo XX, se incorpora a los adelantos tecnológicos, secularizando del gran  BIOPODER,  a partir de finales de siglo y comienzos del siglo XXI, invaden al mundo con la gran revolución y comienzo de una nueva era, diluyen finalmente el pensamiento y proyecto de la modernidad.  El desarrollo técnico  de la Internet convierte al mundo en la “Aldea Global”  de McLuhan.

Esta “Aldea Global”, que por analogía vamos a llamar  “mundo de las redes”, logro comunicar el mundo con la apertura a la era de la información entre las que encontrarlos :  La  plataforma: WWW (World Wide o la Web), permite consultar y maneja textos e información de forma inmediata al igual que sus aplicación de “envío de correo electrónico (SMTP), la transmisión de archivos (FTP y P2P), las conversaciones en línea (IRC), la mensajería instantánea y presencial, la transmisión de contenido y comunicación multimedia —telefonía (VoIP), televisión (IPTV)—, los boletines electrónicos (NNTP), el acceso remoto a otros dispositivos (SSH y Telnet) o los juegos en línea”.

“En el último cuarto de siglo una revolución tecnológica, centrada en torno a la información, ha transformado nuestra forma de pensar, de producir, de consumir, de comerciar, de gestionar, de comunicar, de vivir, de morir, de hacer la guerra y de hacer el amor”.

EL NUEVO SIGLO Y LA EPIDEMIA DE SOLEDAD DE LAS REDES SOCIALES

El  Sociólogo y filósofo Polaco más destacado del momento y que falleció a comienzo de año (2017), Zygmunt Bauman. En un texto póstumo publicado hace en Marzo, Editorial Paidos, intitulado “Retrotopía” (Una crónica lúcida e incisiva sobre la nostalgia por un pasado que no siempre fue mejor), dice: se trata de una epidemia, yo diría pandemia  global, de la soledad e incertidumbre que padecemos en una sociedad líquida, que socava la base de una sociedad ilustrada, donde la inmediatez de lo que acontece nos hace perder la fe en la construcción de un futuro mejor, condenándonos como a Dédalo, a vivir en el laberinto de los recientes adelantos técnicos de las redes sociales y a una “comunicación”, muchas veces, tendenciosa, que masifica la comunidad de usuarios, ocultos e incógnitos en sus opiniones, mal intencionadas, que tienen en jaque  las plataformas como: Facebook, Twitter, Google y otras más.

Se argumenta que una epidemia global de nostalgia, arrastra tras de sí, un anhelo de rescatar la memoria colectiva y un regreso a los orígenes, dentro de una sociedad fragmentada, que ha hecho desaparecer la esperanza de un mundo mejor, para poder rescatar las riendas de la historia, en tiempos donde “el Ángel de la historia ha girado 180 grados”.

“La esperanza de poner la historia bajo control humano, y la determinación consiguiente de hacerlo, han ido desapareciendo prácticamente del todo a medida que los saltos y brincos s6ucesivos de la historia humana competían y por fin superaban en imponderabilidad e incontrolabilidad a las catástrofes naturales”.
(GAINZA Carolina 2003)

Desde el siglo XIX, los más escépticos han desconfiado sobre idea de “progreso”, muy discutido en los claustros académicos; hoy nos hacemos la misma pregunta, muy a pesar de los adelantos de la “biotecnología”, la clonación, los transgénicos y todos los medicamentos y técnicas que se utilizan para tratar las enfermedades y prolongar  la expectativa de vida humana, en una sociedad diluida, que se perfila como la era de la Sociedad de la Información.

LA “RETROTOPIA”: DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN A LA  ALDEA

El filósofo francés  Ernst Bloch, en su libro “El Principio De Esperanza” nos habla de la utopía como principio que habita el ser humano, aquello ” que-no-ha-sido-pero-que puede-ser”. Setenta  años después, el libro es un faro por su importancia, en especial para los espíritus que todavía piensan en que no es posible “Proyecciones de un mundo mejor».

La obra de Bloch, es un llamado a la esperanza que es posible lograr un mundo mejor, por eso, hoy retomamos a Bauman, que nos deja como regalo póstumo, una serie de ensayos todos llenos de esperanza, para un volver atrás y refrescar nuestra memoria histórica, con el fin de identificar el rumbo, como una RETROTOPIA y poder contribuir un futuro. “Como el anhelo de rectificación de los defectos de la actual situación humana, aunque, en este caso, resucitando los malogrados y olvidados potenciales del pasado”.

“(utopos, es la potencia de lo que podría ser, es decir, de la existencia) en nuestra sociedad posmoderna es la retropía (es decir, no lo que podrá ser sino la revitalización del illum tempum, que ya fue). Por lo tanto, en esa vuelta al pasado sería precisa una revisión de los acontecimientos pasados, para que no se vuelvan a cometer los mismos errores de quienes nos antecedieron en el tiempo”. (Sygmunt Bauman 2017)

Un volver a los principios, como la solidaridad “hoy no hay racionalidad ni solidaridad, solo competitividad sin piedad”. Hay que volver al nosotros y lograr proporcionar un futuro más seguro a los jóvenes, nuestra sociedad es “más individual y desregularizada, y eso hace crecer la insolidaridad”.

Estos apartes del libro RETROTOPIA, oxigenan el espíritu, en estos momentos críticos por los que pasa la sociedad a nivel global, hay que hacer un llamado para que entre todos logremos que el cambio de modelo social, sea menos drástico y se inspire en la solidaridad, el respeto por el otro, en contra del individualismo y culto a la inmediatez, que el cambio de sociedad quiere imponer en esta nueva era de la información.

Estando de acuerdo con Oscar Wilde, cuando dice que el progreso es “realización de utopías”, entre todos, soñemos para el camino de vuelta a la Aldea sea posible.

“…..Los habitantes humanos de la Tierra nos encontramos (más que nunca antes en la historia) en una situación de verdadera disyuntiva: o unimos nuestras manos, o nos unimos a la comitiva fúnebre de nuestro propio entierro en una misma y colosal fosa común.”.Zygmunt Bauman 2017)

La “Metáfora del grupo cultural en Anselmo”, con cincuenta años. Estos som los horizontes potenciales de nuestra indagación y esclarecimiento de nuestra consciência histórica, de la forma como nos asumimos como sujetos erguidos, con la frente en alto, como uma metáfora que supo desplegar sus esperanzas, para levantarnos, para alzar nuestra mirada y erguirnos en la historia con sentido de humanidad y, con el compromiso de permanecer, abrimos las puertas del espíritu para aventurarnos dentro de nosotros mismos y navegar por los mares de nuestro silencio, logrando un acercamiento espiritual con la identidad personal, con lo que verdadeiramente somos. Soñadores errantes, que en su momento creímos y seguimos creyendo en lo increíble, ya que aún conservamos fresco el aroma de amar lo desconocido.

Anserma Caldas noviembre 14 de 2017

PD: http://es.calameo.com/books/002060306e1730e7ef1af

NOSTALGÍA PARA UNA DESPEDIDA QUE SE VISTE DE VALENTÍA

NOSTALGÍA PARA UNA DESPEDIDA QUE SE VISTE DE VALENTÍA

“La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas”.-Sigmund Freud.

De mi padre aprendí muchas cosas como su bondad, la alegría, el optimismo y las ganas de vivir, nunca hablo de hechos pasados, parecería que vivía en términos del aquí y del ahora, siempre estuvo mirando vivir en un eterno presente. Aprendía de sus errores y miraba la experiencia del sentido de la vida, era ser único y gratificante, en síntesis era un “BONILLA” como su apellido, que viene del nombre propio italiano “Bonfiglio”, que a su vez, viene del nombre latino “Bonusfilius”, que quiere decir en castellano “buen hijo”, por eso, lo escribo con mayúscula sostenido.

Cuando con los años asumió con dignidad sus limitaciones y achaques de adulto mayor, aceptó la realidad con la dignidad de un hombre que había vivido la dimensión social y su forma de andar por el mundo de la vida.

Coherente con mis mayores y con la alegría que la vida me regala, hoy puedo hablar igual a mi padre, de ahí, poseo la fortaleza de asumir mis limitaciones, él estado de vida que hoy me acompaña, con fortaleza y dignidad, valor y sosiego para ejercerlas mis dolencias.

Un milagro de vida, hace 19 años renací al espíritu y a la existencia, a pesar de mis quebrantos de salud y del “milagro de la vida”, me fue pensionado por ISS(Iinstituto de Seguros Sociales) por “gran invalidez”. Después de una “muerte súbita”, tres médicos que se encontraban ocasionalmente en recuperación de los quirófanos de la clínica, me reanimaron de una muerte súbita y volvieron al mundo de la vida, coincidieron en tiempo y espacio los tres galenos allí presentes. Desde ese tiempo vivo de milagro a partir ese momento, mi vida cambio, me dedique a mis talentos y desde ese momento mi vida ha cambiado y dedicarme a mi vocación de “artesano de la madera y la palabra”, ejerciendo el compromiso social ya en la Universidades y conferencias varias orientadas a la acción pedagógica y cívica, formando conciencia social y ética civil, en la construcción de un ciudadano nuevo, ejerciendo la solidaridad y el compromiso social para sembrar en jóvenes sobre pedagogía de la virtud cívica, en especial, a la sociedad civil con líderes sociales que participan en la construcción de ciudad y emprendimiento social.

Confieso que mi vida cambio y pude disfrutar la alegría del mundo de la vida donde me ha enseñado a ser feliz, aprendí a hablar con mis conmigos y escuchar mis células del cuerpo, sobre todo, mi crecimiento del sentido interno a nivel espiritual; he crecido mucho y expresando mi talento de artesano en Xiloloquios es mi cuartel de invierno y cada día es un nuevo milagro de vida donde florece en cada amanecer.

Desde mi cuartel de invierno un sentimiento de nostalgia (del griego clásico nóstos regreso al hogar y álgos dolor ) que me asiste en este momento, por el cari2o y respeto que le profeso a la Revista Civismo, se trata de una revista de 80 años de circulación; ella es la memoria histórica del Civismo o de la virtud cívica de Manizales, con la cual, se ha encauzado el progreso de la ciudad, por el pasan y pasaron los más ilustres hijos de esta tierra, múltiplos eméritos Directores y Comités de Redacción, insignes escritores que han dejado su pluma, como testimonio del pasado y la construcción social del territorio de la ciudad.

Con gratitud comparto con el consejo de redacción, ilustres socios y socias que me dieron cobijo y amistad, una experiencia gráficante y de sentido de vida, aprendí con esmero y dedicación y juntos logramos una revista leída por propios y extraños, certificas en su edición digital y por las diferentes opiniones sobre mis artículos publicados.

Hoy como memoria o testamento, quiero mostrar las huellas del ejercicio del civismo activo, como estrategia de trabajo en los últimos seis años en la institución SMP de Manizales, se ha tratado de seguir una línea de pensamiento que nos lleve el uso de la razón como reflexión humana, fundamentado en lo que pensamos y en busca del camino de la razón práctica o mundo de la acción, con el objetivo de esclarecer el horizonte de la civilidad, coherente a los ejercicios de construcción de civilidad realizados desde cuando se planteó el propósito, “hacia un civismo activo – de la reflexión a la acción”, lo que hemos denominado “iconografía de construcción social de territorio”, un horizonte posible para una pedagogía de la esperanza.

¿Cómo pensar la ciudad?, ¿Cómo soñar-despierto la ciudad? Como aquello que-no-ha-sido-y-que-puede-llegar-a-ser; un camino, la utopía de un proyecto de construcción social de territorio propuesto.

Entre los aspectos que motivaron el trabajo es la construcción de una ciudadanía activa en la ciudad y, lograr una política pública para preservar el patrimonio natural (agua, bosques en una ciudad sostenible?

Para su desarrollo se formuló el proyecto del “Civismo Activo” como eje temático de la “Reflexión a la Acción”, incorporado en expresión de la participación política “El Concejal 20”, figura que posibilitó un espacio deliberativo en el Concejo de Manizales, ya fuere, desde la barras o en documentos escritos e intervenciones a nombre del Colectivo “Subámonos al bus del POT”, la SMP de Manizales y las “Nuevas Ciudadanías” de la Ciudad.

Enmarcado como propósito pedagógico, se orientamos las crónicas escritos, y su objetivo de mostrar el tránsito de la reflexión y su fundamentó teórico a la acción, lo que corresponde un actuar intencional e intencionado, sobre la realidad, en nuestro caso específico de lo que acontece en la cotidianidad de la ciudad de Manizales y el País.

Estamos hablando de una utopía de aquello: que-no-sido-pero-que-puede-ser, un escenario de Ciudad anclado en lo objetivamente posible, en el clamor de los nuevos tiempos, una exigencia cuidadana digno de “seres para la vida”, de una “ética de la especie”, en la predica de un “habitar” que encante y dignifique los Manizales del siglo XXI.

Debo decir, soy un afortunado con el milagro de vivir, toda esta realizaciones me llegan de alegría y debo agradecer a todos los socios de la Institución y ciudadanos que han leído y comentado mis escritos, fue todo es una escuela, un aprendizaje permanente, en especial a mis compañeros de redacción de la revista.

Pensé, escribir una carta motivada y acribillar la nostalgia como despedida a la Revista Civismo, pero me llene de valentía, muy a pesar del “dolor del alma” y gratitud con satisfacción por los artículos publicados, razón que consideré escribir un recuento sucinto y de sentido de los mismos, además, con una especie de gratitud con la Dirección y miembros del Comité Redacción.

Por otra parte, los protagonistas o lectores y sus comentarios, que sin pensarlo, llegaron de Medellín, Eje Cafetero y Manizales, lectores de la revista, debo decirles, que muy a pesar que mi vocación de escritor, no he pretendido mostrar ni de mis vocaciones y talentos de artesano de la madera y la palabra, me he reservado mi perfil me acompaña un bajo perfil muy a.pesar de ejercer la vida pública, la Revista se lee en Manizales y mis amigos.

A todos ellos en especial la ciudadanos general, a todos reciba un sentido de gratitud y respeto, sobre todo, el cumplimiento a mis reuniones me obliga un ejercicio ético y mis tratamientos de salud ocupacional, hacen que me retire del Comité de Redacción de la Revista Civismo, por razones muy justificadas por mi estado de salud y limitaciones con mis manos, siendo difícil escribir con la destreza de “artesano de la madera y la palabra”, de la misma forma, como nos permitió expresar mis talentos, poco a poco, se silenciaron las cinceles y mi vocación de buen mecanógrafo se fueron apagando de mis destrezas de antes; no obstante, mi espíritu no ha recaído sigue erguido y mi alma cada día me fortaleza, siento una entraña alegría en esta despedida, por la labor cumplida con responsabilidad y cariño del artesano que sigue en mi alma.

De igual forma como se silenciaron los cinceles, hoy el silencio de mi palabra un pedazo de vida, como son los artículos de Civismo. Muchas gracias a todos y reciban estas palabras bondadosas de agradecimiento y respeto a todos,

Con cariño, amor y amistad.

José Clareth Bonilla cadavid.

FELIZ NAVIDAD

HOMENAJE UNIVERSIDAD DE CALDAS, UNIVERSIDAD DE MANIZALES Y SOCIEDAD DE MEJORAS PUBLICAS A JOSÉ CLARETH

DIASCURSO
HOMENAJE EN LA SALA CARLOS NADER
5 DE SEPTIEMBRE DE 2017

LA VIDA FLORECE EN CADA AMANECER

CONOCIENDO A QUE SOY. ¡YO MISMO!

Dr. Guillermo Orlando Sierra Sierra (Rector de la Universidad de Manizales); Dra. Adela Ceballos Peñalosa (Presidente de la SMP de Manizales); Dr. Felipe César Londoño López (Rector del Universidad de Caldas), Ciudadanos, agradezca de este ritual del reconocimiento y estén seguros que mi biografía personal dignificará las ofrendas otorgadas.

Cómo bien dije hace un momento, estoy feliz y asombrado con lo generosa del milagro de mi vida, la que permite estar en este recinto en compañía de mis hijas, Margarita María y Norma Lucia, y mis hermanas: Libia, Rubiela, Lilia, mi hermano Albeiro. Bienvenidos viajeros a celebrar conmigo este ritual y acompañarme, agradezco de todos los amigos presentes, en fin a todos los gratificantes con el homenaje, Doña Luz Esther que está en Bogotá con nuestros nietas: Mariana, Valentina y Manuela a todos los ausentes y en especial la sociedad civil en su conjunto.

Existen circunstancias en la vida nos sorprenden y hacen que nuestro espíritu entre los horizontes del asombro; es entonces, cuando nuestras vivencias se cargan de sentido, como las que experimento en este aquí y en este ahora.

Debo confesar, que me encuentro muy feliz con lo otorgado mi existencia, portaré con dignidad y humildad este reconocimiento que hoy me hacen. Un “deber ser” como ciudadano, que lucha por ser coherente en el obrar, sentir y pensar, actitud de humanidad, artesano de la madera y la palabra, que ha asumido con sentido ético y estético en su proyecto de vida o forma de andar por el mundo.

BUSCANDO LA VERDAD, MÁS NO SU POSEEDOR

Poder entrar a la Universidad de Caldas fue un sueño, un acontecimiento para un bachiller de provincia y ya casado, era un premio, pedir lograr un trabajo era mucho, muy pocos, estudiar en la Universidad exigía recursos en ese tiempo.

Mis estudios fueron con esfuerzo y dedicación, desde febrero de 1975 y me gradué el 27 Julio de 1979, como Licenciado de Biología y Química, mis estudios alternaba trabajaba en horario nocturno y en urgencias en la farmacia del ISS en el 5 piso en Hospital Universitario de Caldas con el ISS (Instituto de Seguros Sociales”; quince días de mi graduación me encargaron como Jefe Farmacia de la Seccional de Caldas, hasta la reestructuración de la entidad, para crear un cargo de “Educador Licenciado de las Ciencias de la salud”. un cargo nuevo en el país.

La vida es muy generosa conmigo, mi formación humanista desde el seminario menor en Medellín, tuvo una vocación literaria y humanista, muy especialmente la filosofía. Afortunado, en el año 1985 convocó la Universidad de Caldas y la facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Bogotá, la apertura por primera y única vez, una cohorte de la Maestría de filosofía contemporánea para el occidente del país, después de rigurosa selección, actitud de un segundo idioma, exámenes y entrevistas, fue admitido y pude cometer estudios de ”Maestría en Filosofía”, con los filósofos más destacados del país como: Guillermo Hoyos Vásquez, Rubén Jaramillo Vélez, Rubén Sierra Mejía, Ramón Pérez Mantilla y Gonzalo Hernández de Alba, todos Doctores en Filosofía en Universidades Europeas, además compartí como unos compañeros de estudios filósofos de Manizales como: Amado Osorio, Carlos Emilio García, Carlos Alberto Ospina y mujeres Marta Cecilia Betancourt y Patricia Noguera y otros más, ilustres profesores de la Universidad de Caldas y Nacional, compañeros de Pereira y Cali.

Esta experiencia marco mi vida, aprendí a ser feliz y aprendí de mis compañeros filósofos y profesores, la vivencia más importante de mi vida, porque el mundo se abrió a mis puertas a mis conmigos, como si tratara de la “Linterna del absoluto” hegeliano, lo que promocionó en la Institución en el ISS.

Logre ser muchos años como Jefe de Planeación del ISS, se presentaron proyectos físicos cómo la Clínica de Villapilar, la UCI (Unidad de cuidados Intensivos) y Centros de Atención; conceptualización en Bioética y la oficina de la evaluación de calidad, proyectos interdisciplinarios de atención de la salud y muchos otras realizaciones, hasta que un día los políticos lograron sacarme de la administración.

El Dr. Óscar Gómez Ceballos Director de la Clínica Villapilar, me albergue, en su planta de personal creó un cargo como “Jefe de Desarrollo de Personal” y fue cuando cometí de nuevo estudiante, ahora en la Universidad de Manizales, me especialicé como “Gerencia de Talentos Humanos” cerca a mis 50 años.

La Universidad de Manizales, me acogió con unos maestros como Gregorio Calderón y otros más, en la Universidad de Manizales le debo el albergue de los políticos, desde ese tiempo me he vinculado con la Universidad, desde los convenios, vivencias académicas ya desde como egresado o activadas académicas.

Las Universidades de Manizales y de Caldas comparten con la SMP de Manizales, trabajamos sinergia con los Centros Jurídicos como Macroproyecto San José, el concurso de ensayo sobre Civismo Activo y actividades con la acción popular de la mina TOLDAFRIA que fue fallado a nuestro favor.

APRENDIENDO A SER UN YO, EN UNA BÚSQUEDA SIN TÉRMINO

Recién cumplió los escasos 50 años, hace 19 años renací al espíritu y a la vida, a pesar de mis quebrantos de salud y del “milagro de la vida”, me fue pensionado por “gran invalidez”. Después de una “muerte súbita”, tres médicos que se encontraban ocasionalmente en recuperación de los quirófanos de la clínica, me reanimaron de una muerte súbita y volvieron al mundo de la vida, coincidió en tiempo y espacio los tres galenos allí presente, fue el milagro de la vida, me volvieron a este mundo; desde ese momento mi vida ha cambiado y pude dedicarme a mi vocación de escritor y artesano de la madera y la palabra, y dedicado a la acción pedagógica y cívica, formando conciencia social y una ética civil y en la construcción de un ciudadano, ejerciendo la solidaridad y el compromiso, en ésta era de la informática de la racionalidad imperante, el individualismo y el consumismo, para hacer necesario hacer sembrar una pedagogía de la virtud cívica, en especial, a los jóvenes que participan en la construcción de ciudad y compromiso social.

Confieso que he aprendí a ser feliz, aprendí a hablar a mis conmigos y escuchar mis órganos, sus células del cuerpo, sobre todo, mi crecimiento del sentido interno, a nivel espiritual; he crecido mucho y expresado mi talento de artesano de la madera en Xiloloquios (diálogo con la madera) es mi cuartel de invierno y cada día es un nuevo milagro de vida, en la vida florece en cada amanecer.

Así y mis limitaciones, volví a la biblioteca de la Universidad de Caldas y en la sala de música, un día hablando con un colega egresado, me lanzo al representante al consejo de facultad del programa Ciencias Naturales y Exactas, luego se postulado como representante de los Egresados al Consejo Superior de la Universidad de Caldas. Fui elegido para el periodo 2005 – 2007, en él se logró estudiar mucho y aprendí mucho, de los compañeros del consejo y confección la política de egresados, recibí la sede de egresados actual y la creación de la Orden Humberto Gallego Gamboa en celebración de 50 años al primer egresado de la Universidad, sembramos un guayacán amarillo al frente del centro de egresados y recibí la sala Humberto Gallego Gamboa.

Todo con de un grupo de consejeros como: Doctor Guido Echeverry; el Dr. Gabriel Vallejo; Dr. Francisco Cruz Prada; Dr. Marco Tulio Marulanda (qepd), muchas fueron realizaciones para la Universidad, el programa de acreditación, que hoy diez años se ha proyectado de una Universidad del siglo XXI, de alta calidad. La mejor experiencia que más me impactó fue la creación y formulación del protocolo de Centro de Educación Regional (CERES) del bajo occidente, mi pueblo en Anserma.

Hoy 10 años después, podemos hablar de una Universidad de Caldas con una educación nueva, pertinente, eficiente y capaz, una universidad articulada con el mundo productivo, con el mundo del trabajo y su dinámica social en un mundo o era del conocimiento y de la información, que reclama sujetos de acción, competentes y competitivos, que exige la innovación y la creatividad en forma permanente, capaces de asumirse en el presente como sujetos constructores de realidades y de conciencia histórica de sus potencialidades.

El siglo XX dejó un vacío espiritual y una incertidumbre que finalmente lleva a la sociedad a una crisis en todos los niveles. El ser humano empieza a transitar por la incertidumbre del laberinto de comienzo de siglo, aferrado a una serie de comportamientos y creencias que, poco a poco, fueron superadas por los adelantos de la biotecnología y la informática.

Bien lo dijo Hugo Zemelman (qepd) cuando estuvo hace años en el paraninfo de la Universidad Católica de Manizales: “necesitamos formar sujetos capaces de romper la inercia del conformismo, de generar ámbitos de razonamiento más abiertos, que incorporen las realidades sociales y la construcción de sentido de humanidad, de identidad, de ejercer en esta forma la convivencia y la solidaridad”.

Estos ideales de sociedad, se empezaron a olvidar finalizando el siglo XX, quedó la política neoliberal, excluyente e individual en su consumismo y una sociedad fracturaba, una democracia apenas en construccióńn que cada día se aleja del ideal del pensamiento de la modernidad.

Estamos en un mundo de innovación permanente, nuevas percepciones del mundo emergen en esta era del conocimiento o del saber, las cuales exigen cambios profundos “en el saber ensenar, el saber aprender, el saber hacer, en el saber ser y convivir”.

LA DICHA DE SER ¡YO MISMO! SENTADO A VER CRECER

Después de mi periodo en el Consejo Superior de U. de Caldas, seguí vinculado como representante al Comité Central de elecciones por los egresados. Un sueño hecho realidad se logró la elección de rector virtual que se postuló el Dr. Julio Cesar Londoño, finalmente nombrado.

Por otra, como socio de la Sociedad de Mejoras Publicas, en mi aprendizaje es permanente, ya fuere en el comité de la Revista Civismo y directivo como vicepresidente.

La mayor experiencia es mi ejercicio del “colectivo “concejal 20” como ejercicio de democracia participativa en el concejo Municipal de Manizales, miembro del colectivo SUBÁMONOS AL BUS DEL POT, logramos civilidad y crear un ética ciudadana en defensa de la ciudad y sus patrimonio.

La SMP es una escuela de filosofía de la acción, su proyecto Doctora Marina del Civismo activo de la “Reflexión a la Acción”. como la acción popular de la TOLDAFRIA, que me presente a nombre de SMP hace 6 años siendo Vicepresidente SMP en Compañía de la Dra. Tulia ELena, hoy Personera Municipal, son muchos años de construcción de civilidad. Presidente Dra. Adela, esta es nuestra utopía aquello que-no-sido-pero-que-objetivamente-si-es-posible.

Hoy nos convoca a unirse las tres Instituciones, en nosotros está la responsabilidad para afrontar el reto, el momento exige la formación de un ciudadano activo, que trascienda su capacidad intelectual y pueda ir de “La reflexión a la acción”, una educación que tenga la capacidad de formar ciudadanos para el ejercicio de la dimensión social de la vida, seres para disfrutar ética y estéticamente la vida, que aprendan a vivir y a ser felices.

Señora Presidente Dr. Adela Ceballos, la Dra. Marina Jiménez Buitrago (ex presidente) y coordinador ahora por parte la SMP a las dos Universidades, la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Caldas, anualmente hacemos un proyecto de “Arte y Civismo”, de igual forma, la Universidad de Manizales, con el concurso de ensayo de “Civismo Activo”, esta construcción de civilidad, posibilita a los jóvenes Universitarios sobre el civismo, construyendo ciudad y ciudadanía activa.

Nuestras instituciones hoy oferentes, acorde a recomendaciones en este momento donde lo construido por la modernidad, como democracia, sociedad y fraternidad, solidaridad y los derechos de construcción de un ciudadano, hoy se está diluyendo en términos de Zigmunt Brauman, se posiciona un cambio de época, la era de la información, de las “redes sociales” y se requiere formar un nuevo ciudadano. La academia y las Instituciones como la SMP y la sociedad civil preguntando:

¿Qué tipo de ciudadanos se requiere?

¿Cuál es la necesidad de formación sentida en el actual momento hitórico?

¿Cómo logramos resignificar lo cívico y lo pub́blico?

¿Cómo lograr que la persona asuma su ciudadanía en forma activa, critica y participativa, de un modo creativo que le permita un mayor desarrollo de sí misma?

Estas son solo algunas de las preguntas que se hace para el nuevo siglo de construcción de civilidad.

¿Será que muy pronto podremos hablar de un nuevo ciudadano, como un sujeto erguido, capaz de tomar decisiones y de exigir sus derechos demoráticos, ciudadanos que no me canso de repetirlos?

Un ciudadano activo, un ciudadano que ejerza plenamente sus derechos y en especial sus deberes, que sea solidario, pluralista, incluyente, que practique su autonomía en el cuidado de lo pub́blico, que reconozca en el otro a su semejante y tenga la capacidad de vivir con ética y estética una vida digna.

Muchas gracias, gracias a todos.

José Clarete Bonilla Cadavid

Septiembre 5 de 2017

 

EL SER Y EL COMPROMISO SOCIAL UN VALOR ÉTICO DEL HUMANISMO

 

EL SER Y EL COMPROMISO SOCIAL UN VALOR ÉTICO DEL HUMANISMO

Por: José Clareth Bonilla Cadavid

“Pensar la ciudad hoy desde una perspectiva ética exige una gran confianza en los procesos educativos de los niños y jóvenes y en las actividades formativas de los ciudadanos. Sólo así se puede reconstruir el tejido comunicativo que dinamiza la ciudad y le devuelve su “claridad laberí́ntica”. Una ética de la comunicación para crear y recrear ciudad, no es ni el arte por el arte de la comunicación, el juego y el símbolo, como tampoco una rehabilitación del racionalismo en búsqueda de consensos absolutos, inflexibles y dogmáticos” Guillermo Hoyos Vásquez (1)

Presentación:

En estos días hablando con los amigos y compañeros del Colectivo SUBÁMONOS AL BUS DEL POT, sobre los acontecimientos después de “El Cabildo abierto sobre el POT” en el recinto del Concejo Municipal de Manizales y la aprobación posterior del POT 2017 – 2031 y a manera como labor cumplida y con el aprendizaje de trabajo realizado por la Ciudad.

Un colectivo que como experiencia de “compromiso social y ético ciudadano” para con la ciudad y el hábitat de nuestro territorio, experiencia de trabajo de democracia participativa que ha dejado su impronta, validado y reconocido a nivel Nacional. Fueron jornadas pedagógicas, en parques y espacios, académicos, congresos, nacionales e internacionales, con un eje central como “componente del SER” transversal a los componentes establecidos desde el comienzo de la conformación: Territorio (urbano y rural); Ambiental; Economico; Paisaje Cultural Cafetero (PCC)- Región.

Este ejercicio de participación y deliberación democracia, como experiencia en el mundo de la vida, de aprendizaje, coherencia, libertad y como construcción de civilidad; es un proyecto exitoso para los Ciudadanos de Manizales, se logró romper el silencio de muchos años con un ejercicio de democracia participativa, sin precedentes en la historia, donde se obtuvo una pedagogía de construcción social del territorio y de emprendimiento social.

EL TERRITORIO, EL HABITAR Y EL SER HUMANO

Cuando hablamos de territorio, surge la pregunta por quien lo habita, de igual forma, no podemos hablar del ser humano sin hablar de su territorio, Heidegger se preguntaba: ¿Qué es el habitar? – Escuchemos a Heidegger: “El modo como tú eres, yo soy, la manera según la cual los hombres somos en la tierra es el habitar. Ser hombre significa estar en la tierra como mortal, significa: habitar”.
La ciudad se expresa en el sentido de su habitar, la ciudad como un ser vivo, económica, culturales y de la urdimbre social, lugar donde se dan todas las interacciones que el ciudadano estable con el otro, con el nosotros, son las múltiples relaciones, comunicaciones en sociedad.

LA INCERTIDUMBRE, EL RIESGO Y EL MIEDO QUE PADECEMOS.

“La incertidumbre en que vivimos se corresponde a transformaciones como el debilitamiento de los sistemas de seguridad que protegían al individuo y la renuncia a la planificación de largo plazo: el olvido y el desarraigo afectivo se presentan como condiciónn del éxito”.Zygnunt Bauman (2)

Estamos asistiendo a un cambio de época, donde la incertidumbre y la inseguridad han invadido nuestras Ciudades, las redes sociales y los adelantos científicos y biotecnológicos, cambiaron nuestra vida. En las ciudades modernas la incertidumbre y la inseguridad se han hecho más vulnerables, vivimos en cada momento en situación de riesgo.

Este cambio que ha generado la “era de la información”, ha fragmentado la urdimbre de la sociedad y ha dejado al ser humano en la soledad de las redes sociales, en estas ciudades redes donde se siembra el odio y el miedo y la desolación de los más excluidos, que han adoptado como forma de vida. El miedo y el desamparo como bien lo expresa Bauman el sociólogo y filósofo Polaco que murió a comienzos de este año, es una situación problemática.
Hablamos del SER, llamamos los ciudadanos con todo el patrimonio natural: El agua, las cuencas hidrográficas base de la vida, nuestro medio ambiente, la diversidad de nuestra flora y fauna, caracterizada como de “media montañaa Andina”, una Ciudad sin riesgos en las laderas, pero con un patrimonio histórico, cultural que hoy dejamos diluir, por la falta de procesos de planeación responsable, dejando a sus habitantes en el insosiego como bien lo dice Bauman:

“El miedo es más temible cuando es difuso, disperso, poco claro; cuando flota libre, sin vínculos, sin anclas, sin hogar ni causa nítidos; cuando nos ronda sin ton ni son; cuando la amenaza que deberíamos temer puede ser entrevista en todas partes, pero resulta imposible de ver en ningúńn lugar concreto.” Bauman Zignunt (3)

LA ÉTICA CIUDADANA Y LA CONCIENCIA SOCIAL

La construcción de un ciudadano ejerciendo la solidaridad y el compromiso, en una era de la informática donde la racionalidad imperante es el individualismo y el consumismo; es necesario hacer una pedagogía de virtud cívica, en especial a los jóvenes que participan en la construcción de ciudad y compromiso social.

Las grandes transformaciones de la historia social comienzan con colectivos ciudadanos, consecuentes de la necesidad de reclamos por cambios sociales; estos ciudadanos son los artificios del cambio de las distintas sociedades, las hoy llamadas “Nuevas Ciudadanías”, se manifiestan cotidianamente, reclamando los derechos e ideales políticas buscando una vida mejor en esta sociedad fracturada y en crisis, son a diario múltiples marchas y protestas reclamando derechos económicos, sociales y políticos, conscientes de la participación para una democracia fragmentada también en este cuarto de siglo.

Las nuevas ciudadanías son escépticos a la clase política, no creen la democracia representativa, son colectivos ciudadanos que buscan deliberan con el aparato del estado, sin intermediando y autores políticos de turno, exigen y reclaman con acciones de hecho, como marchas, paros y manifestaciones públicas, muy a pesar de la crisis que se vive en la sociedad global, existe un renacer la conciencia social y los valores de la virtud cívica.

Este fue lo que se pudo apreciar en la participación ciudadana en asistencia de ponencia al Cabildo Abierto sobre el POT (Plan de Ordenamiento Territorial), diferentes colectivos y diferentes sectores, ideológicos y políticos, participaron en el Concejo de Manizales.

Con la pedagogía de la sociedad civil de Manizales, renace la civilidad, como a mediados del comienzo de siglo XX, donde la virtud cívica y la educación ciudadana en la ciudad expresó en el renacer de la ciudad de los incendios de (1925 y 1926), donde se quemaron 34 manzana y la catedral.

Solo basta decir que nunca un pueblo expresó la solidaridad, el voluntariado, la abnegación, el servicio desinteresado y el trabajó en equipo a brazo partido como lo hicieron los ciudadanos de Manizales en la construcción de su Catedral. Se agotan las palabras a su grandeza, un civismo que no tiene comparación en la historia ya que fue de peso en peso, de ladrillo en ladrillo, de bazar en bazar. Todo creció con una pléyade de maestros, que desde el Instituto Universitario la virtud cívica logró construir de nuevo la ciudad, entre ella, la magna catedral de Manizales la torre más alta de Sur América.

“De todas formas una educación comprensiva, reflexiva y dialogal en valores, prepara mejor no solo por sus contenidos sino sobre todo por sus procedimientos comunicativos para una sociedad civil que aspira a ir superando el autoritarismo, la intolerancia y la frivolidad, gracias a un mayor compromiso y a más pluralismo en la participación política y en las realizaciones de una democracia, cuya eticidad signifique más justicia, más equidad y mayor solidaridad”. Guillermo Hoyos Vásquez (4)

COMO AFRONTAR EL RETO DEL COMPROMISO SOCIAL Y ÉTICO
Este es el drama del SER con la complejidad de su territorio Colombiano, al que se suma, la polarización de un fundamentalismo a ultranza, sembradores del odio y desde el miedo y la inseguridad en un país donde renace La Paz y la tolerancia, en una “sociedad abierta”, donde la lucha por las ideas y los argumentos objetivos podemos confrontar con argumentos o consensos que reclama una sociedad deliberativa, abiertas al diálogo, sin odio, sin miedo y seguridad de su habitantes más desprotegidos, quienes siguen manipulados por las empresas electorales que reparten prebendas y mantienen cautivo al elector. Por eso, la falta de compromiso se manifiesta en la indiferencia y/o falta de identidad y autonomía.

Esta sociedad de las “redes sociales” nos trae una epidemia global de la nostalgia, nuestro utopía de un mundo mejor el siglo XXI nos trajo un neologismo denominado como normosis que una de las expresion “La normosis embarga en una ceguera selectiva que hace que percibamos nuestra realidad deformada por exceso, y la realidad de los destinos competidores deformada por defecto”, este síndrome que padecemos el país, existen referentes, de una pedagogía de la violencia y de la existencia de una actitud que nos identifica como violencia. Se trata de una especie de síndrome de agresividad y/o maltrato, que han forjado un temperamento angustiado y reactivo de los colombianos.

Es una pedagogía que hay “En la sociedad abierta y sus enemigos” con una retórica amenazada por el miedo y el odio entre los colombianos, basadas en las redes sociales que desfiguran los acontecimientos y crean escenarios de noticias basadas en la información y la mentira, este temperamento y actitud de dañar y sembrar el otro. Las mismas plataformas de Facebook, Twitter están preocupadas en nuestro país han formado una angustia y miedo por:

“La normosis bien entendida es pues un estado de enajenación e inconsciencia mediante el cual los individuos obedecen a autoridades anónimas impersonales negándoles así la posibilidad de ser ellos mismos y de co-crear posibilidades de pensamiento y acción.” Batalloso Navas (5)

DE LA REFLEXIÓN A UNA CIUDADANÍA ACTIVA.

Una coyuntura histórica del pueblo colombiano, son el acuerdo para la construcción de una paz y duradera, asistimos un momento que reclama, más reconocimiento del otro, el diferente, la pluralidad de pensamiento, la mirar la alteridad del otro como semejante. Es un acercarse a las sonrisas del “nosotros”

Se hace pensar en él “nosotros”, y construir la reconciliación y aceptar el perdón, hay que desescalar las palabras, desarmar el discurso, ahora, que podemos deliberar sin armas, libres de trincheras, una pedagogía con y para La Paz. Como lo señala el editorial de la Revista Arcadia “El programa del odio” “La disposición colectiva al odio, así́ como al desprecio, no es posible sin las correspondientes ideologíás, según las cuales los objetos del odio o del desprecio social representan una fuente de daño, un peligro o una amenaza para la sociedad”.

CONCLUSIÓN

Una experiencia ejemplarizante son los diferentes colectivos que participaron en el pasado Cabildo abierto, y la defensa de la toda una participación de construcción social del territorio de Manizales, esta son las acciones de compromiso social y un ejercicio ético por el cuidado y hábitat de los ciudadanos manizaleños.

“Pensar la ciudad hoy desde una perspectiva ética exige una gran confianza en los procesos educativos de los niños y jóvenes y en las actividades formativas de los ciudadanos. Sólo así se puede reconstruir el tejido comunicativo que dinamiza la ciudad y le devuelve su “claridad laberíntica”. Guillermo Hoyos Vásquez (1)
En el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat- III), celebrada en Quito, Ecuador los días 17 a 20 de octubre de 2016, convocada por la ONU dice como Las nuevas agendas urbanas requieren de nuevas tecnologías, de datos urbanos confiables y de enfoques integrales y participativos de planeación, que respondan a los desafíos actuales y a las necesidades emergentes de las ciudades del futuro. Esta ciudad del futuro es la que pensamos para Manizales, un proyecto de construcción social de territorio hecho a escala humana.

El ser humano, en sus relaciones con el entorno, está en cada momento que transita por la tierra, construyendo realidades que pueden ser económicas, sociales y, en su integración con los otros construye mundo como realidad simbólica de significantes y significados. El territorio es el lugar donde estas realidades son posibles.
Lo anterior, nos compromete a pensar que el componente del SER es trasversal a los otros componentes. En nuestro ejercicio de civilidad, estamos pensando en un modelo de ocupación del territorio, para una ciudad del siglo XXI, para un ciudadano que pueda sentirse bien en el territorio, que el territorio le ofrezca las oportunidades de vencer sus miedos, de ejercer la ciudadanía en el pleno sentido de la palabra, como lo hemos enunciado en este documento, un ciudadano que ejerza plenamente sus derechos y sus deberes, que sea autónomo en sus decisiones políticas; un ser consciente de la solidaridad, la pluralidad, el respeto y reconocimiento del otro como su semejante.

«…Nuestro principal problema, nuestro problema realmente esencial, es librarnos del miedo. ¿Saben lo que el miedo causa? Ofusca la mente. La insensibiliza. Del miedo brota la violencia (…) En tanto exista el deseo de ganar, de realizarse, de llegar a ser -en cualquier nivel que sea- habrá́ inevitablemente ansiedad, dolor, miedo (…) El propósito de la educación es el de erradicar, tanto interna como externamente, este miedo que destruye el pensamiento humano, la relación humana y el amor…». J. Krishnamurti.(6)

Frente a la crisis social de los Colombianos, no esperemos que las élites del poder político y los culpables de la situación social del país o sus gobernantes y soluciones metafísicos. Los jóvenes y ciudadanía general ya no creen la retórica del gobierno, le corresponde a la sociedad civil en su conjunto, sindicatos, sectores solidarios o instituciones ONGs, le corresponde la sociedad civil con un humanismo expresado en el compromiso ético y social, corresponde a todos.

BIBLIOGRAFÍA:

HOYOS Vásquez Guillermo. Recuperado: http://www.oei.es/historico/valores2/eticahoyos.htm
BAUMAN Zygmunt. La pos modernidad y la modernidad líquida: Recuperada: http://sudestada-iabg.blogspot.com.co/2012/11/postmodernidad-o-modernidad-liquida-por.html
BAUMAN Zygmunt – Miedo Liquido Pdf. Recuperado: http://www.loslibros.info/descarga-libro-miedo-liquido-pdf-de-bauman-zygmunt/
HOYOS Vásquez Hoyos. Ética comunicativa y educación para la democracia. Recuperado: http://rieoei.org/oeivirt/rie07a03.htm
BATALLOSO Navas Juan Miguel. La actual del ser no preludia necesariamente una catástrofe. Recuperado: http://www.tendencias21.net/La-actual-crisis-del-ser-no-preludia-necesariamente-una-catastrofe_a10885.html
Krishnamurti J. El miedo destruye el amor. Recuperado: http://rincondeltibet.com/blog/p-el-miedo-destruye-el-amor-krishnamurti-2300
.

LA “RETROTOPPIA”: DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN A LA ALDEA

LA “RETROTOPPIA”: DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN
A LA LADEA

Por: José Clareth Bonilla

“(utopos, es la potencia de lo que podría ser, es decir, de la existencia) en nuestra sociedad posmoderna es la retropía (es decir, no lo que podrá ser sino la revitalización del illum tempum, que ya fue). Por lo tanto, en esa vuelta al pasado sería precisa una revisión de los acontecimientos pasados, para que no se vuelvan a cometer los mismos errores de quienes nos antecedieron en el tiempo”. Sygmunt Bauman

El siglo XX nos dejó un vacío espiritual y una incertidumbre que finalmente lleva a la sociedad a una crisis en todos los niveles. El ser humano empieza a transitar por la incertidumbre del laberinto de comienzo de siglo, aferrado a una serie de comportamientos y creencias que, poco a poco, fueron superadas por los adelantos de la biotecnología y la informática.
Al finalizar el siglo, muchos paradigmas se derrumbaron, empezando por el muro de Berlín y la disolución de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). Mientras tanto, en la sociedad de la posguerra, se fermentaba una revolución desde la década de los 60s. Se cuestionaron los pilares instaurados por la modernidad, dejando en entredicho, las bases de orden y progreso fundamentales en la sociedad “moderna”: La ciencia, la educación, la cultura, la familia, las relaciones sociales y muy especialmente las instituciones del estado sufrieron transformaciones.

El siglo XX nos dejó un vacío espiritual y una incertidumbre que finalmente lleva a la sociedad a una crisis en todos los niveles. El ser humano empieza a transitar por la incertidumbre del laberinto de comienzo de siglo, aferrado a una serie de comportamientos y creencias que, poco a poco, fueron superadas por los adelantos de la biotecnología y la informática.

A comienzos de siglo XXI,  argumentaba a mis alumnos, que el fantasma de la irracionalidad despedía el siglo, abriendo las puertas al laberinto de un nuevo milenio, con una embriaguez espiritual correspondiente a lo que hoy llamamos nueva era, la cual, abraza un cúmulo de creencias y supersticiones que a manera de telaraña, extiende sus hilos sutiles y siniestros amenazando con borrar todo vestigio de ciencia, de verdad y de ética, entregando, a su vez, sus principios y fundamentos a los integrismos religiosos, al espiritismo, la astrología, el gnosticismo y a otras corrientes espirituales, que se abren paso en medio de la incertidumbre que soportaba el ser humano y cuyas imágenes se comercializaron de mil formas, como paradigma emergente, NEW AGE o nuevos tiempos para la humanidad.

Se escuchan en la sociedad los pasos de un fantasma, que disuelve lo poco que queda de lo construido durante los últimos 300 años. Un  mundo, donde los ideales de justicia, hermandad y fraternidad ilustrados, acompañan al proyecto de democracia, dentro de un ejercicio de civilidad en sus derechos y deberes que la sociedad moderna nos otorgó.

Estos ideales de sociedad, se empezaron a olvidar  finalizando el siglo, nos quedó la concepción neoliberal, excluyente e individual en su consumismo, de una sociedad  fracturaba y de una democracia apenas en construcción, que cada día se alejó  del ideal del pensamiento ilustrado.

Mientras la crisis termina las bases de la democracia y la sociedad se diluyen. Los EE.U.U. A pesar de los atentados terroristas de las torres gemelas, vive la gran crisis inmobiliaria, la cual, sacude la economía mundial, dando comienzo a una crisis que todavía  padecen  las instituciones a nivel social, político y cultural. El orden mundial cada día se ve amenazado por el mercantilismo y los adelantos científicos y tecnológicos dejaron  rezagados la sociedad y su cultura, avanzado el siglo vemos como se pierde el  horizonte y el proyecto de un estado y sociedad democrática, no  controlamos los acelerados cambios,  sin que fuera posible articular el desarrollo científico y tecnológico, con un proyecto que le reconociera al ser humano su dignidad y papel histórico social. Todo parece indicar que la teleología histórica, se ha diluido por el azar de los nuevos tiempos.

“Corresponde a una crisis anunciada, a un momento histórico que muchos han llamado un “giro epocal”, o paso de la modernidad a la posmodernidad. La cual podemos ubicar desde la década de los años cincuentas en adelante, con la condena a muerte de la razón ilustrada, la ciencia, la verdad y hasta la misma historia. No solo se habla de una crisis de los fundamentos del conocimiento científico, sino también del filosófico y, en general, estamos ante una crisis de los fundamentos del pensamiento.” (Bonilla 2002)

DE LA ALDEA GLOBAL A LA INCERTIDUMBRE DE LAS REDES SOCIALES

En la década de los 60s, el sociólogo canadiense Marshall McLuhan, utilizo reiteradamente el término “Aldea Global” refiriéndose a los avances de los medios de comunicación existentes: la televisión, la radio, la telefonía, el viaje a la luna, además de los adelantos científicos a nivel del descubrimiento de la doble cadena de ADN.

A comienzo del siglo XX la comunicación era por escrito y en forma hablada, pero en los años sesentas, comienza el desarrollo de las técnicas de información que más tarde serán las tecnologías que hoy utilizamos. En aquellos tiempos,  el término ” aldea global” acuñado por McLuhan, parecía una metáfora de dos términos opuestos, pero lo cierto, fue que el momento histórico invitaba a una nueva ilustración, que cambiara las estructuras paradigmáticas. Mientras tanto,  Dylan le cantaba al mundo entero que “Los tiempos están cambiando”, Mayo del 68, la guerra del Vietnam y la exitosa llegada del hombre a la luna, convirtió “un pequeño paso, para un hombre”, en un “gran salto para la humanidad”.Fue entoces, cuando:

. “Nuestros sueños entrelazados conformaron “La Reja en el Aire” , grupo generacional que jalonó y buscó abrir un espacio cultural en la Anserma de ese entonces, el cual fue aprovechado para difundir masivamente nuestras inquietudes espirituales, emocionales, culturales y políticas. A pesar de los años y como viejos soldados que se resisten a caer en el campo de batalla, recordamos a un Augusto Marín ,un Jorge I. Ramírez, un Gustavo Loaiza, un Angel Gómez, un Aníbal Gamboa, un Edgar Escobar, un Dario Usma, un Guillermo Navarro, Victor Hugo Vallejo, Nancy Ecobar y un José Clareth Bonilla y otros más, que hicieron lo más hermoso que un ser puede intentar en este mundo; tratar de bajar a la tierra la materia dorada de sus sueños buscando que la palabra tuviera su sentido y que la fuerza de gravedad nos devolviera las alas de libertad de nuestra utopía . Por eso, desde el alfa hasta el omega, la red se fue creciendo entrelazada de sueños y canciones y en el telar del tiempo el horizonte circundó. (Bonilla 2005).

La década de los sesentas, fue el comienzo de una ruptura epistemológica, el triunfo de la revolución cubana, la emergencia de las guerrillas en nuestro país y auge de las dictaduras en América Latina, mientras en Francia “Daniel el rojo” denuncia una sociedad en crisis, con el respaldado de los ideólogos del cambio, Jean Paul Sastre y Michel Foucault, unidos a sus  estudiantes de la Sorbona, manifestaron su descontento, gritando a cuatro vientos “prohibido prohibir” y reclamaban “la imaginación al poder”. Las  Aldea  de nuestros pueblos, observo y  escucho su voz por TV, con los adelantos de la técnicas de la comunicación en todos los niveles, como bien lo planteo McLuhan.

Se le llamó la década prodigiosa. Se considera que fue un atentado a plena luz del día contra la suficiencia cómoda del poder, la arrogancia de la sociedad de consumo y los formalismos inexplicables de una civilización conforme y temerosa. Temerosa de ser, temerosa de darle al hombre la opción de cambiar su destino colectivo y de rescatar sus bondades esenciales, temerosa de rasgar los velos de las apariencias.”.(Bonilla 2005)

Finalizando el  siglo XX la incertidumbre abrió las puertas del laberinto del XXI, mucho antes terminar el siglo, los escenarios sociales mostraban el malestar de una sociedad que pedía a gritos “otra ilustración”. La caída del muro de Berlín, la disolución de la URS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), y la reformas de Mijaíl Gorbachov con los deseos de  reforzar y perfeccionar el régimen socialista mediante la trasparencia (glasnost) y la reestructuración (perestroika).

Estos cambios se acompañaron con los adelantos técnicos y científicos de finales de siglo, como fue el internet, el celular, el Betamax y el DVD; a los que se sumó los adelantos en la biotecnología y  la ciencia en general. Mientras esto acontece, el SER HUMANO, queda en la orfandad y con un vacío espiritual que aprovecharon los pregoneros de la fatalidad y el desconsuelo de la “nueva era”, la tierra fértil para  sembrar las ideas posmodernas, las que finalmente empiezan a borrar los vestigios de lo  construido por la modernidad.

“El siglo XX comenzó́ con una utopía futurista y concluyó sumido en la nostalgia». El diagnostico de Boym es claro: el mundo moderno está aquejado de «una epidemia global de nostalgia, un anhelo afectivo de una comunidad dotada de una memoria colectiva, un ansia de continuida den un mundo fragmentado», y propone que veamos esa epidemia como «un mecanismo de defensa en una época de ritmos de vida acelerados y convulsiones históricas»” (Sygmunt Bauman 2017)

El siglo comienza, anunciando la llegada del fin de la historia, ya no fue posible hablar de progreso, sino de múltiples escenarios, la incertidumbre de los nuevos tiempos   entra en el asombro de los adelantos científicos. Como  el PGH. (Proyecto de Genoma Humano) que el día 12 de Abril 2003 anuncia desde la Ciudad de “Washington Francis Collins, director del Instituto Nacional de Investigación sobre el Genoma Humano. “Es un día de significación histórica”, dijo Collins. “Tenemos la primera edición del libro de la vida, que va a ser usada por siglos”. La secuenciación (lectura) de los 3.000 millones de bases (letras) que componen el genoma humano abre la vía a grandes avances en el tratamiento de enfermedades”.

Trece años de investigación, sorprenden al mundo con el importante logro científico, piedra angular para el posterior desarrolló de la biología, en especial, la era biotecnología que cada día ilumina al mundo, anunciando el origen y causa de muchas enfermedades. Se dice, que hoy las ciencias médicas y farmacológicas gobiernan  el mundo y la vida, se trata del BIOPODER  y la BIOPOLÍTICA en términos de Foucoaut.

El desarrollo de la Internet a partir de la última década del siglo, se incorpora a los adelantos tecnológicos, secularizando del gran  BIOPODER,  a partir de finales de siglo y comienzos del siglo XXI, invaden al mundo con la gran revolución y comienzo de una nueva era, diluyen finalmente el pensamiento y proyecto de la modernidad.  El desarrollo técnico  de la Internet, convierte al mundo en la “Aldea Global”  de McLuhan.

Esta “Aldea Global”, que por analogía vamos a llamar  “mundo de las redes”, logro comunicar el mundo con la apertura a la era de la información entre las que encontrarlos :  La  plataforma: WWW (World Wide o la Web), permite consultar y maneja textos e información de forma inmediata al igual que sus aplicación de “envío de correo electrónico (SMTP), la transmisión de archivos (FTP y P2P), las conversaciones en línea (IRC), la mensajería instantánea y presencial, la transmisión de contenido y comunicación multimedia —telefonía (VoIP), televisión (IPTV)—, los boletines electrónicos (NNTP), el acceso remoto a otros dispositivos (SSH y Telnet) o los juegos en línea”.

“En el último cuarto de siglo una revolución tecnológica, centrada en torno a la información, ha transformado nuestra forma de pensar, de producir, de consumir, de comerciar, de gestionar, de comunicar, de vivir, de morir, de hacer la guerra y de hacer el amor”.

EL NUEVO SIGLO Y LA EPIDEMIA DE SOLEDAD DE LAS REDES SOCIALES

El  Sociólogo y filósofo Polaco más destacado del momento y que falleció a comienzo de año, Zygmunt Bauman, en los textos póstumos publicados hace un mes por Editorial Paidos, intitulado “Retrotopía” (Una crónica lúcida e incisiva sobre la nostalgia por un pasado que no siempre fue mejor), dice: se trata de una epidemia, yo diría pandemia  global, de la soledad e incertidumbre que padecemos en una sociedad líquida, que socava la base de una sociedad ilustrada, donde la inmediatez de lo que acontece nos hace perder la fe en la construcción de un futuro mejor, condenándonos como a Dédalo, a vivir en el laberinto de los recientes adelantos técnicos de las redes sociales y a una “comunicación”, muchas veces, tendenciosa, que masifica la comunidad de usuarios, ocultos e incógnitos en sus opiniones, mal intencionadas, que tienen en jaque  las plataformas como: Facebook, Twitter, Google y otras más.

Se argumenta que una epidemia global de nostalgia, arrastra tras de sí, un anhelo de rescatar la memoria colectiva y un regreso a los orígenes, dentro de una sociedad fragmentada, que ha hecho desaparecer la esperanza de un mundo mejor, para poder rescatar las riendas de la historia, en tiempos donde “el Ángel de la historia ha girado 180 grados”.

“La esperanza de poner la historia bajo control humano, y la determinación consiguiente de hacerlo, han ido desapareciendo prácticamente del todo a medida que los saltos y brincos s6ucesivos de la historia humana competían y por fin superaban en imponderabilidad e incontrolabilidad a las catástrofes naturales”.
(GAINZA Carolina 2003)

Desde el siglo XIX, los más escépticos han desconfiado sobre idea de “progreso”, muy discutido en los claustros académicos; hoy nos hacemos la misma pregunta, muy a pesar de los adelantos de la “biotecnología”, la clonación, los transgénicos y todos los medicamentos y técnicas que se utilizan para tratar las enfermedades y prolongar  la expectativa de vida humana, en una sociedad diluida, que se perfila como la era de la Sociedad de la Información.

LA “RETROTOPIA”: DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN A LA  ALDEA

El filósofo francés  Ernst Bloch, en su libro “El Principio De Esperanza” nos habla de la utopía como principio que habita el ser humano, aquello ” que-no-ha-sido-pero-que puede-ser”. Setenta  años después, el libro es un faro p9or su importancia, en especial para los espíritus que todavía piensan en que no es posible “Proyecciones de un mundo mejor».

La obra de Bloch, es un llamado a la esperanza que es posible lograr un mundo mejor, por eso, hoy retomamos a Bauman, que nos deja como regalo póstumo, una serie de ensayos todos llenos de esperanza, para un volver atrás y refrescar nuestra memoria histórica, con el fin de identificar el rumbo, como una RETROTOPIA y poder contribuir un futuro. “Como el anhelo de rectificación de los defectos de la actual situación humana, aunque, en este caso, resucitando los malogrados y olvidados potenciales del pasado”.

“(utopos, es la potencia de lo que podría ser, es decir, de la existencia) en nuestra sociedad posmoderna es la retropía (es decir, no lo que podrá ser sino la revitalización del illum tempum, que ya fue). Por lo tanto, en esa vuelta al pasado sería precisa una revisión de los acontecimientos pasados, para que no se vuelvan a cometer los mismos errores de quienes nos antecedieron en el tiempo”. (Sygmunt Bauman 2017)

Un volver a los principios, como la solidaridad “hoy no hay racionalidad ni solidaridad, solo competitividad sin piedad”. Hay que volver al nosotros y lograr proporcionar un futuro más seguro a los jóvenes, nuestra sociedad es “más individual y desregularizada, y eso hace crecer la insolidaridad”.

Estos apartes del libro RETROTOPIA, oxigenan el espíritu, en estos momentos críticos por los que pasa la sociedad a nivel global, hay que hacer un llamado para que entre todos logremos que el cambio de modelo social, sea menos drástico y se inspire en la solidaridad, el respeto por el otro, en contra del individualismo y culto a la inmediatez, que el cambio de sociedad quiere imponer en esta nueva era de la información.

Estando de acuerdo con Oscar Wilde, cuando dice que el progreso es “realización de utopías”, entre todos, soñemos para el camino de vuelta a la Aldea sea posible.

“…..Los habitantes humanos de la Tierra nos encontramos (más que nunca antes en la historia) en una situación de verdadera disyuntiva: o unimos nuestras manos, o nos unimos a la comitiva fúnebre de nuestro propio entierro en una misma y colosal fosa común.”. (Sygmunt Bauman 2017)
Finalmente, escuchemos a Eduardo Galeano: La Utopía está en el horizonte. / Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. / Camino diez pasos y el horizonte/ se desplaza diez pasos más allá. / ¿Entonces, para queé sirve la utopíaa? /Para eso: sirve para caminar.

BIBLIOGRAFÍA.
BAUMAN Zigmunt. 2017 pág. 12. Recuperado: https://www.planetadelibros.com/libros_contenido_extra/36/35580_1_NP_Zygmunt_Bauman_-_Retrotopia.pdf
BONIILLA C. José Clareth. Recuperado: http://telesalud.ucaldas.edu.co/tel
esalud/facultad/Documentos/Promocion/Vol%207/BIOÉTICA%20Y%20POSMODERNIDAD.pdf
BONIILLA C. José Clareth. Recuperado. http://es.calameo.com/books/002060306dde4dab72b9f
BAUMAN Zigmunt. 2017 pág. 12. Recuperado: https://www.planetadelibros.com/libros_contenido_extra/36/35580_1_NP_Zygmunt_Bauman_-_Retrotopia.pdf
GAINZA Carolina. Sociedad, estado y tecnología: ¿Qué pasa hoy con nuestras sociedades? REVISTA DE SOCIOLOGÍA No 17 – 2003. Recuperado: http://www.academia.edu/22929591/Sociedad_estado_y_tecnolo%C3%ADa_Qué_pasa_hoy_con_nuestras_sociedades_Revista_de_Sociolog%C3%ADa_2003
BAUMAN Zigmunt. Síntomas en busca de objeto y nombre. ‘El gran retroceso. Recuperado: ‘.http://cultura.elpais.com/cultura/2017/04/25/actualidad/1493118043_536994.html

LA CRISIS DE LA EDUCACIÓN COLOMBIANA – UN MODELO EDUCATIVO ANACRÓNICO

LA CRISIS DE LA EDUCACIÓN COLOMBIANA – EL MODELO EDUCATIVO ANACRÓNICO

POR: José Clareth Bonilla C.

EL SINSENTIDO DE LO QUE ENSEÑAMOS

“La cultura líquida moderna ya no siente que es una cultura de aprendizaje y acumulación, como las culturas registradas en los informes de historiadores y etnógrafos. A cambio, se nos aparece como una cultura del desapego, de la discontinuidad y del olvido.”
Symunt Bauman

El epígrafe que acabamos de leer, es una frase del sociólogo y filósofo Polaco Sygmut Bauman, falleció el 9 de enero de 2017 padre de la “La modernidad líquida o la civilización de excesos, redundancia, desperdicio y eliminación de desechos.”, metáfora con la que Bauman señala la dilución de los valores y los referentes de la sociedad moderna, señalando, a su vez, una crisis de la educación a nivel global donde impera una “pedagogía del tiempo”, como continuo renacer o sucesión de instantes de realidad, de vida y de momentos que han diluidos la sociedad y las instituciones, con un objetivo claro cómo es el de “anular el pasado, la educación de volver a nacer cada vez, sin causas ni consecuencias excepto el riesgo de aburrirse”.

Esta sucesión intemporal de instantes, de un renacer en cada momento hace parte de las vivencias que nos plantea la educación en los comienzos de un siglo incierto, donde el evangelio es el consumismo, pregonado en las redes sociales, especie de síndrome que carcome la sociedad y sus instituciones, especialmente la Institución Educativa.

Asistimos, al derrumbamiento de un modelo educativo anacrónico y aburrido, por “La cultura líquida moderna ya no siente una cultura de aprendizaje y acumulación, como las culturas registradas en los informes de historiadores y etnógrafos. A cambio, se nos aparece como una cultura del desapego, de la discontinuidad y del olvido”(1). Este es uno de los retos que señala la crisis y que demos asumir, para poder así, formar los ciudadanos que los nuevos tiempos reclaman.

Cuando revisamos de cerca el camino recorrido en la historia de la educación, se observa: La existencia de una serie de hechos y de crisis expresados en reformas que han logrado su desarrollo, en el devenir de nuestra historia. Son procesos recurrentes y de propósitos en cada periodo por los que ha transitado la educación, sin cambios sustanciales desde el siglo pasado.

“Lo que antes era un proyecto para “toda la vida” hoy se ha convertido en un atributo del momento. Una vez diseñado, el futuro ya no es “para siempre”, sino que necesita ser montado y desmontado continuamente. Cada una de estas dos operaciones, aparentemente contradictorias, tiene una importancia equiparable y tiende a ser absorbente por igual.”(2)

Se trata de un ejercicio que nos obliga replantear y actualizar los currículos educativos y formularlos a las exigencia del nuevo tiempo, donde el desarrollo industrial, científico, tecnológico y social lo exige.

Lo cierto es, los modelos educativos a pesar de sus múltiples crisis han trascendido la historia, que no acontece en un mundo de la globalización, donde los adelantos de la tecnología, la informática y la computación, crearon un panorama incierto para un modelo basado en la “acumulación bancaria del conocimientos”, el cual, se le suma la circulación de la información y temporabilidad de la misma, en los ordenadores, redes sociales inundadas de información en el internet y sus distintas plataformas de búsqueda al instante.

Muy a propósito, nuestro filósofo Bauman señala: “El futuro ya no es un tiempo que se persiga. Solo aumentará las complicaciones presentes, acrecentando exponencialmente la inútil y sofocante masa de conocimientos, impidiendo la salvación que seductoramente ofrece”.(3)

Esta realidad nos afecta en cada momento, derrumbando la estructura y la esencia del proceso educativo, el cual queda, en la incertidumbre que reclama un modelo educativo urgente.

Recordemos que los acelerados momentos que vivimos, han logrado que la impaciencia domine hoy el manejo del tiempo. Somos prisioneros de la caverna de supermercados y centros comerciales, que al igual que a la de Platón nos impide ver la realidad, sólo vemos la sombras y no la realidad que viven los jóvenes, “Con nuestro “culto a la satisfacción inmediata”, muchos de nosotros “hemos perdido la capacidad de esperar”

Un modelo educativo anacrónico y aburrido

La responsabilidad es de todos, estamos con un retraso de muchos años, para realizar una reforma educativa. Somos conscientes que lo que enseñamos no tiene sentido; y no agrada a los jóvenes, la tecnología y adelantos de la ciencia, además de los cambios estructurales de la sociedad y la familia exigen otro MODELO EDUCATIVO.

“Nos pasamos media vida memorizando cosas que poco después somos incapaces de recordar. Para Roger Schank eso es una pérdida de tiempo y de neuronas.”(4)

El momento exige la formación de un Ciudadano Activo, que aprenda hacer, a convivir y que trascienda su capacidad intelectual y pueda ir de la “La reflexión a la acción”, un aprendizaje desde la experiencia que tenga la capacidad de formar ciudadanos para el ejercicio de la dimensión social que la vida nos otorga, seres para disfrutar ética y estéticamente la vida que aprendan a vivir y a ser felices.

Nuestro modelo educativo, es uno de los más retrasado de América Latina. Muchas generaciones ha estado agobiadas por la información que aprendimos de memoria; donde la reflexión y el análisis simbólico formen al joven, un joven con ‘pensamiento crítico’, seres que hoy reclama el mundo como bien lo señala Bauman .

“Los retos actuales están golpeando duramente la esencia misma de la educación tal como se concibió en el umbral de la historia de la civilización: está en juicio lo invariable de la idea las características constitutivas que hasta ahora había soportado todos los retos del pasado y habían emergido ilesas de todas las crisis”.(5)

Para muchos, la curricula escolar debe trabajar en alcanzar un desarrollo integral de los educandos, en competencias como el desarrollo del pensamiento, la comunicación y la convivencia. Su importancia radica en la formación de jóvenes con capacidad de identificar las diferencias entre unos y otros, al igual el auto reconocimientos y la importancia de la ubicación con los otros; se sugiere, que estas competencias sean a través de la lúdica, herramienta pedagógica importante, conscientes de que lo se enseña ahora, sea desde la experiencia personal, la información del momento, se envejece y pierde su vigencia con la proximidad del nuevo descubrimiento.

Los pensun académicos del proceso educativo estar cargados de materias, que tanto profesores como alumnos repiten y repiten, año tras año, haciendo de los educadores unos parásitos del estado y sus alumnos, cajas de resonancia de información que luego olvidan, se recomienda que frente a esta situación problemática: “Una de las habilidades de los individuos de la sociedad actual debe ser la de protegerse uno mismo de tanta información. Hoy en día nos quedamos viendo los árboles pero no vemos el bosque, vemos información pero no podemos retenerla ni mucho menos procesarla”(6). Es por esto, que se afirma que tanto el educador como educando, siguen perdiendo el tiempo, por el sinsentido del modelo educativo. Hay que armonizar la relación educador-educando con la interacción y la participación en la construcción de los saberes.

El Consultor de las ONU. Julián de Zubiría, nos recuerda, “La escuela tiene que enseñarnos a convivir con quienes son diferentes a nosotros porque tienen diversas razas, idiomas, religiones, culturas, estratos, géneros o inclinaciones sexuales. La escuela no puede concentrarse únicamente en la dimensión cognitiva y no debe trabajar exclusivamente algunas zonas del cerebro. Necesitamos que se convierta en un espacio en el cual desarrollemos intereses y fortalezcamos la autonomía y la solidaridad. Necesitamos formar individuos que se comprendan a sí mismos, a los otros y al contexto. Necesitamos individuos más éticos, sensibles e integrales, y eso sólo lo resolveremos si entendemos que el trabajo en la dimensión ética, valorativa y ciudadana es una responsabilidad de todos los docentes.” (7)

Una educación para la vida.

En un artículo que escribí intitulado EL HOMBRE DECIDE AL FINAL POR SI MISMO (8), argumentaba que ante la incertidumbre de los nuevos tiempos, se requiere volver a comenzar, dentro de un proceso reeducativo que señale el norte a la pedagogía, la pedagogía de hoy es una falacia para los jóvenes de la generación de la informática y la computación, falacia que en estos tiempos de cambio, donde los jóvenes viven en una sumatoria de instantes y momentos y con ellos van construyendo su mundo existencial, donde el elemento articulador es la vida en su expresión objetiva, de redes de información, en continuo cambio, diluidas en términos de Bauman “La información se ha convertido en un elemento de distracción en lugar de una herramienta para e ponderar a la sociedad”.

Las tasas de retorno señalan un modelo que fracasó.

Existen múltiples factores que inciden en la Calidad de la educación, pero lo sorprendente son las tasas de retorno que nuestro modelo educativo presenta. Tasas de retorno negativas, en la educación tecnológica y Universitaria. Lo que confirma lo ya pregonado por todos, nuestro modelo educativo ha fracasado al igual que la poca inversión del estado.

Este diagnóstico, confirma los resultados de las pruebas y estudios hechos a nivel Internacional como: IEA (Asociación Internacional para la Evaluación de logros educativos) y el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe (PISA 2016) y el estudio de formación Ciudadana, todos estos estudios de los últimos 4 años, para mencionar solo algunos, en su mayoría, los Colombianos ocupamos los últimos lugares.

Estamos perdiendo y haciendo perder el tiempo y la inversión, los educadores y los educandos y el estado, para tomar solo un informe, miremos la mal llamadas competencias Ciudadanas, no estamos formando ni siquiera buenos Ciudadanos para el ejercicio de la Civilidad, lo cual, nos cuestiona mucho sobre los procesos de construcción de una democracia y de una ciudadanía activa.

Este ejercicio de civilidad dentro de unas nuevas ciudadanías, expresadas entre sujetos de derechos y deberes, es el tránsito de la ciudadanía pasiva como un “derecho a reclamar derechos”, a la ciudadanía activa de quienes están dispuestos a reclamar sus derechos y a ejercerlos, es en este ejercicio donde la nueva escuela tiene su papel protagónico, se trata de una pedagogía activa, entendida como un modelo pedagógico orientado a “formar personas con libertad y responsabilidad para ser miembros útiles a la colectividad (Estas son competencias académicas, laborales, ciudadanas y personales).

El ciudadano que requiere los nuevos tiempos, para el ejercicio de su ciudadanía, para su mayoría de edad. No es atiborrado de información y peor aun, una educación basada en sumisión y la obediencia de unas buenas maneras. Se requiere, un modelo educativo que forme seres integrales, holisticos y con pensamiento crítico, innovadores, competentes, seres autónomos que ejerzan su Civilidad y su creatividad acorde a los nuevos tiempos.

El informe de Educación cívica en Colombia elaborado conjuntamente con el IEA (Asociación Internacional para la Evaluación de logros educativos) se cuestiona la ausencia de una política de formación en Ciudadanía a nivel de Modelo Educativo en Colombia, una ausencia de una Pedagogía para la Democracia.

Colombia ha participado en las evaluaciones del IEA, PISA y del conocimiento y prácticas del CIVISMO a nivel Internacional, en los últimos 15 años, se han realizado dos evaluaciones sobre el Civismo y en donde el país ha ocupado los últimos lugares, nuestros jóvenes carecen de la comprensión de conceptos básicos, para ejercer su rol como Ciudadanos, en aspectos claves como: que es la democracia representativa, como funcionan los concejos, asambleas y el parlamento y sobre todo desconocen los mecanismos de la democracia participativa, entre muchos otros aspectos cívicos y del ejercicio de la Civilidad, el país carece de una política de educación Cívica; existen contenidos que los estudiantes repiten de memoria, los profesores jamás hablan de los procesos de la acción cívica. ¿Qué se puede decir de la comprensión de lectura, de la formación en humanidades y ciencias naturales.

Crisis munticausal

Colombia es uno de los países de América latina donde las tasas de deserción estudiantil son más elevados, los estudios realizados demuestran que los factores son munticausales tales como: La falta de recursos, la calidad de educación, los pensun académicos anacrónicos y aburridos, relación educador – educando basada en la autoridad, en síntesis, una cultura pedagógica que hay cambiar entre todos.

Nuestro crisis es mucho más grave, cuando se hacen los analices de los factores asociados a ella; para mencionar algunos. Diversos estudios hablan de Aproximadamente uno de cada tres colombianos vive en condiciones de pobreza (33%). Los indicadores de deserción escolar y nivel de escolaridad están asociados a la inequidad, la pobreza y la desnutrición de niños y jóvenes.

Confieso, que no me gustaba disparar estadísticas a quemarropa, pero la gravedad del la Crisis son las tasas deserción, así: de cada 100 niños que entra a la primaria 33 termina el bachillerato y, lo más crítico, es de cada 100 Bachilleres 34 ingresan a la Educación Superior y de esos 34 solo terminan estudios 20 egresados. El premio Nobel de Economía Amarty Sen, afirmaba, que el grado de desarrollo de un país, es proporcional a la oportunidad de educación de sus habitantes.

Para el renombrado profesor de la “Quinta disciplina” Peter Senge, se hace necesario crear nuevos métodos pedagógicos, basados en un aprendizaje interactivo, donde se supere la relación educador-educando, en donde los niños puedan comprender y dar soluciones a problemas como la drogadicción, la convivencia, la democracia. Además de aprender a ser resolutorias de problemas dentro de la cotidianidad de sus vivencias.

Nuestra escuelas, colegios, universidades y empresas se requieren de un cambio de paradigma educativ, de un proceso reeducativo que saque al ser humano del mito de la caverna Platónica, que permita derrumbar el viejo paradigma de las sombras y ecos de la realidad. Comenzar con desaprender para luego aprender, aprender (escuelas de auto-aprendizaje permanente), basado en las interacciones, un aprendizaje basado en una visión total de la realidad de la familia y la sociedad.

Aquí reside la responsabilidad que implica ser educador, romper los viejos esquemas que orientaban la vida, derrumbar los viejos paradigmas de enseñanza–aprendizaje mediante un proceso pedagógico participativo democrático donde la relación educador–educando tradicional se elimine por un concepto más amplio basado en el desarrollo integral de la creatividad, la intuición e integración con el mundo de la experiencia, una escuela para el encanto y la alegría, donde el aprendizaje se de lúdicamente; se ha demostrado que las escuelas que hacen énfasis en el la educación por el arte, los jóvenes desarrolla habilidades para ejercer la tolerancia, la convivencia y pluralidad, además del desarrollo de su autonomía, el reconocimiento y el respeto por el otro.

Savater nos dice:“ Educar es precisamente preparar a las personas para el buen uso de la sociedad, del mundo, de los instrumentos, de su cuerpo. La educación es formar un ser humano integral, completo, capaz de ciudadanía, capaz de participar y criticar las instrucciones”. Hay que hacer de la pedagogía un taller para y desde el mundo de experiencia y de la vida.

La crisis educativa y el pos-conflicto

Dentro de las prioridades que tiene el muevo modelo de educación se menciona una Educación para y con La Paz, la cual, que exige que el Gobierno en forma concertada, consulte e invite a todos los sectores que intervienen en el proceso educativo: profesores, estudiantes, padres de familia y comunicadores, para que se analice el un modelo de educación más acorde a las exigencias del mundo del trabajo, de las transformaciones sociales y de la tecnología. Entre todos, debemos plantar un modelo educativo, acorde con nuestra identidad cultural, con los valores que están en juego de la sociedad Colombiana y del mundo, en fin, que sea pertinente, equitativo, participativo y concertado como construcción de una nueva ciudadanía.

Uno de los retos más complejos del acuerdo de paz, es el modelo pedagógico de educación para La Paz, decía que…El el proceso de ‘educación para la Paz’, debe estar orientado a la formación de las estructura del ser y compartir con los grupos de trabajo la nueva visión del mundo, la nueva construcción de Democracia.

Sin caer en más retóricas y dilaciones, de una vez por todas la GRAN REFORMA DEL MODELO DE EDUCACIÓN, vigente desde el siglo pasado, debe comenzar en esta coyuntura de paz, el resto es retórica, porque como se ha dicho con insistencia, el modelo imperante, no es equitativo, no es pertinente y está basado en una pedagogía que en este momento histórico no educa, ni forma ciudadanos.

Si logramos lo anterior, el surgimiento de la reconciliación nos abrirá las puertas al cambio de actitud en las organizaciones y en nosotros mismos crecerá las semillas para La Paz y podamos así hablar de desarrollo, de ética y de construcción de un Ciudadano capaz de afrontar los desafíos de los nuevos tiempos.
BIBLIOGRAFÍA

artículo Sociedad líquida. Recuperado de : http://cienciauanl.uanl.mx/?p=5363
Bauman, Zygmunt. El arte de la vida. Que De la vida como obra de arte. Edicibones Paidós Ibérica,
Bauman, Zygmunt. Los retos de la educación en la modernidad líquida. Barcelon: Gedisa, 2007, pp. 44.
Bauman, Zygmunt. Los retos de la educación en la modernidad líquida. Barcelon: Gedisa, 2007, pp. 46.
artículo (En la educación, el objetivo no deben ser las notas de los exámenes, sino la felicidad), Roger Schank.recuperado de: https://cambiemoslaeducacion.wordpress.com/2015/03/04/en-la-educacion-el-objetivo-no-deben-ser-las-notas-de-los-examenes-sino-la-felicidad-roger-schank/.
artículo (modernidad liquida educar para transformar) recuperado de: http://eduskopia.com/modernidad-liquida-educar-para-transformar/
artículo ¿A qué deberían ir los niños a la escuela? Por * Julián De Zubiría recuperado de: http://www.semana.com/educacion/articulo/para-que-sirve-estudiar/489542
artículo. El hombre decide al final por sí mismo. José Clareth BONILLA recuperado de: http://larejaenelaire.com/?p=653
artículo. Hay que cambiar el formato de clases. Francisco Mora recuperado de: http://economia.elpais.com/economia/2017/02/17/actualidad/1487331225_284546.html
Artículo.La educación según Pierre Bourdieu, Zygmunt Bauman, Manuel Castells, Mariano Fernández y Noam Chomsky. Recuperado de: http://ssociologos.com/2014/07/23/la-educacion-segun-pierre-bourdieu-zygmunt-bauman-manuel-castells-mariano-fernandez-y-noam-chomsky/
Entrevista. Eduard Punset. El sistema educativo es anacrónico. Recuperado de: https://youtu.be/E2Xa8KOGflw

José Clareth Bonilla Cadavid

LA

Manizales, 30 de Enero 2017

LOS PREMIOS NOBEL DE 2016 Y EL ASOMBRO DE BOB DYLAN, NOBEL DE LITERATURA

LOS PREMIOS NOBEL DE 2016 Y
EL ASOMBRO DE BOB DYLAN, NOBEL DE LITERATURA

Por: José Clareth Bonilla Cadavid.

Los premios se instituyeron en 1895, última voluntad testamentaria de Alfred Nobel industrial sueco e inventor de la dinamita; comenzaron a entregarse en 1901 en las categorías de Física, Química, Fisiología o Medicina, Literatura, Paz. El Premio Nobel de Economía fue instituido en 1968 por el Banco de Suecia.

Los premios Nobel son otorgados en Estocolmo por cuatro Academias: Academia Real de Ciencias, (Nobel de física, química y economía); Asamblea Nobel del Instituto Karolinska (Nobel de medicina o fisiología ); la Academia Sueca, creada en 1786, (Nobel de literatura) y el comité Nobel noruego de Oslo, (Nobel de La Paz), se otorga a aquellas personas que hayan prestado en el año “mayor beneficio a la humanidad” y comprende: una medalla de oro, un diploma y un premio en dinero de 8 millones de coronas suecas (US$936 mil, €832 mil).

Estas renombradas academias, desde 1901, año tras año, nos traen sorpresas y, gracias a estos estímulos, conocemos las investigaciones, adelantos y descubrimientos científicos más relevantes que se están haciendo en nuestro planeta. Para muchos los adelantos científicos han trascendido la expectativas y estamos frente a una verdadera revolución científica y tecnológica, donde la llamada inteligencia artificial está presente en todas las revoluciones que vienen: los drones, la conducción autónoma, la aplicación de la nanotecnología y la robótica a las ciencias de la salud y los servicios personalizados digitales, la robótica y todo los descubrimientos de la biotecnología, los cuales, dejan sin palabras a los más escépticos.

En este año 2016, año de avances científicos que emergen en cada momento, cuando la biotecnología ha logrado imponer el lenguaje de la ingeniería genética, y transformado el concepto de vida y su mantenimiento; donde la informática y la computación parecen llevarnos a realidades hasta ahora desconocidas, las ciencias de la física, química y biología, parecen agotar cada día la compresión del origen del universo y de la vida. Adelantos científicos que parecen normales a los medios de comunicación, que no logran comprender el sentido de los logros alcanzados, por los pocos comentarios y la pregunta que ninguno hace; por el contrario, la elección del premio Nobel de Literatura ha asombrado a todos, hasta al propio Bob Dylan. El asombro llena las páginas de los periódicos de titulares y artículos, interrogando ¿Dónde tienen la cabeza los miembros de la Academia Sueca, que como críticos o jueces supremos de la producción literaria, otorga el Nobel a un músico, poeta y cantante, con dos o tres libros de poemas publicados y de baja circulación?

Todo parece indicar que “los tiempos están cambiando”, que vivimos una era de contrastes extremos, un mundo donde los adelantos de la biotecnología nos deslumbran cada día con logros e investigación sobre realidades completamente desconocidas como la son:

– El premio Nobel de Medicina otorgado al biólogo japonés Yoshinori Ohsumi, de 71 años, que estudió las células de “autofagia” (de “comerse a sí mismo”) que controla importantes funciones fisiológicas en las que los componentes celulares necesitan ser degradados y reciclados.

– Premio Nobel de Física, le fue otorgado a tres científicos británicos que trabajan en EE. UU, David Thouless, Duncan Haldane y Michael Kosterlitz, por sus investigaciones de “transiciones de fase” son cambios en el estado de la materia, como cuando el agua pasa del hielo, al líquido o al vapor. “mantiene la misma composición, pero adopta distinto comportamiento físico; por ejemplo, en las propiedades de conducción eléctrica o magnética”

– Premio Nobel de Química, para el francés Jean-Pierre Sauvage, el británico Fraser Stoddart y el holandés Bernard Feringa fueron reconocidos hoy con el Nobel de Química por desarrollar las máquinas más pequeñas del mundo, un trabajo que podría revolucionar la tecnología informática y dar lugar a un nuevo tipo de baterías. Las máquinas a nivel molecular tienen una milésima parte del grosor de un cabello humano y han llevado a la química a una nueva dimensión.

Nobel de Economía para el británico Oliver Hart y el finlandés Bengt Holmström, son los ganadores por “sus contribuciones a la teoría del contrato”, informó la Academia Real de las Ciencias, valiosas herramientas teóricas para “entender los contratos en la vida real”.

– El premio Nobel de Medicina otorgado al biólogo japonés Yoshinori Ohsumi, de 71 años, que estudió las células de “autofagia” (de “comerse a sí mismo”) que controla importantes funciones fisiológicas en las que los componentes celulares necesitan ser degradados y reciclados.

– Premio Nobel de Física, le fue otorgado a tres científicos británicos que trabajan en EE. UU, David Thouless, Duncan Haldane y Michael Kosterlitz, por sus investigaciones de “transiciones de fase” son cambios en el estado de la materia, como cuando el agua pasa del hielo, al líquido o al vapor. “mantiene la misma composición, pero adopta distinto comportamiento físico; por ejemplo, en las propiedades de conducción eléctrica o magnética”

– Premio Nobel de Química, para el francés Jean-Pierre Sauvage, el británico Fraser Stoddart y el holandés Bernard Feringa fueron reconocidos hoy con el Nobel de Química por desarrollar las máquinas más pequeñas del mundo, un trabajo que podría revolucionar la tecnología informática y dar lugar a un nuevo tipo de baterías. Las máquinas a nivel molecular tienen una milésima parte del grosor de un cabello humano y han llevado a la química a una nueva dimensión.

– Nobel de Economía para el británico Oliver Hart y el finlandés Bengt Holmström, son los ganadores por “sus contribuciones a la teoría del contrato”, informó la Academia Real de las Ciencias, valiosas herramientas teóricas para “entender los contratos en la vida real”.

– Premio Nobel de La Paz, le fue otorgado al Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Por los “decididos esfuerzos” de Santos para “terminar con la guerra civil” en Colombia, “una guerra de 50 años que les ha costado la vida a por lo menos 220.000 colombianos y que ha desplazado a seis millones de personas”.

Muy a pesar de los logros alcanzados, cerca de 24.000 personas mueren cada día de hambre o de causas relacionadas con el hambre y, por causa de las guerras; el número de muertes es de 750.000 personas mueren cada año, en este momento hay 22 países que están en guerra, entre ellos Colombia, y el número de niños-soldados que participan en las guerras, ronda los 300.000, según Unicef.

Nuestra pregunta es la misma. ¿Dónde tienen la cabeza los miembros de la Academia Sueca que otorga los premios Nobel? Pregunta muy semejante a la que se hacen los medios de comunicación acerca del Nobel de Literatura, que este año le otorgan al poeta, músico y cantante Bob Dylan.

Bob Dylan El Nobel de “los tiempos están cambiando”

Nombre de un poema que trasciende la historia, escrito por el Nobel de literatura: “Los tiempos están cambiando”, tema central de un poema escrito y que Dylan cantaba a comienzo de los años 60s.

“Vengan todos a reunirse aquí/ dondequiera que vaguen/ y admitan que las aguas/ que les rodean han crecido/ y acepten que muy pronto/ estarán empapados hasta los huesos. / Si creen que vale la pena salvar este tiempo/ entonces mejor comiencen a nadar/ o se hundirán como una piedra/ porque los tiempos están cambiando”(primera estrofa)

Este poema constituye una proclama para todos los que lo escuchábamos y leíamos en nuestra inquieta adolescencia en Anserma, en especial a los integrantes de “La Reja en el Aire”. Momento histórico que demarcó el horizonte de nuestro camino, ya que asistíamos a una ruptura epistémica a nivel del conocimiento y a una nueva visión del ser humano más comprometido y más espontáneo en su forma de percibir el mundo. Se trató, de un verdadero giro de la época, por el cambio y derrumbamiento de muchos paradigmas.

Rupturas e historiales que vamos a utilizar como artefacto literario, para mirar el contexto y la grandeza de poeta Bob Dylan, ahora, cuando se ha apaciguado la tormenta que se desató en los medios de comunicación, todavía se escuchan las voces y parecen no salir del asombro. La decisión tomada por la Academia Sueca, al otorgar el Nobel de literatura, a un poeta poco conocido en las casas editoriales y, que no desató la bonanza de publicaciones que otrora generaba la elección de un Nobel.

Dylan tiene dos libros de poemas publicados, en los que les da alas de libertad a sus poemas musicalizados y cantados. Se trata de un genio que logra rescatar el valor de la cultura popular y articularla a una estructura literaria, la cual llega a todos los rincones de nuestro asombrado planeta.

Dylan y la década de los sesentas.

Se le llama “década prodigiosa”. Se considera que fue un atentado a plena luz del día contra la suficiencia cómoda del poder, la arrogancia de la sociedad de consumo y los formalismos inexplicables de una civilización conforme y temerosa. Temerosa de ser, temerosa de darle al hombre la opción de cambiar su destino colectivo y de rescatar sus bondades esenciales, temerosa de rasgar los velos de las apariencias. Fue el tiempo de las rupturas y del anarquismo epistemológico, en donde se gritaba a los cuatro vientos que solo la imaginación tiene derecho al poder. Se puso en jaque la razón y la lógica; la imaginación pedía su escaño en la dirección del mundo y la oportunidad de decidir en favor de los sueños.

El periódico El Espectador, en el año 1965, la calificó de “enfermedad contagiosa” de la pubertad y la adolescencia, como prueba de decadencia del mundo occidental. Interrogando si se trataba de un fenómeno social importante o, simplemente, era una expresión intranscendente de la historia; decía, además: “Hablar de los Beatles, cuando se acaba de rozar el Vietnam, o cuando se regresa al caldero colombiano en permanente ebullición, parece que fuera un anacronismo y casi una tontería”. Posiblemente lo es, pero es un tema de actualidad que preocupa a todos y que hoy, 51 años después, podemos decir lo mismo o peor; lo que le da sentido y presencia histórica al poema de Bob Dylan, cuando se otorga el premio Nobel de literatura.

Los 60s, fueron un momento único, donde el alma colectiva de una juventud inteligente y descontenta estalló amenazando con desviar la historia. Dylan escribía y cantaba “Venga escritores y críticos/ que profetizan con sus plumas/ y mantengan bien abiertos los ojos/ la oportunidad no volverá otra vez/ Y no hablen demasiado rápido/ pues la rueda aún da vuelta/ y he aquí que no dice quién ganará/ pues el que ahora pierde/ será más tarde el triunfador/ Porque los tiempos están cambiando”.

Mientras tanto nosotros habíamos cruzado la frontera de nuestros sueños y como bailarines nos asomamos a lo que más tarde sería el fondo de un abismo. Mucho fue lo que aconteció y mucho fue lo que anidó y determinó nuestra vida en la década de los 60; todavía reverberan en la memoria esquirlas de esa hecatombe, mayo del 68, la famosa noche de Tlatelolco, los juegos olímpicos de México, donde el poder negro se expresaba con toda su magnitud; era el tiempo del asombro, de la transformación de los espíritus; todavía la técnica nos dejaba ejercer el nihilismo; el profeta Gonzalo Arango mandaba a la hoguera sus libros en el parque Caicedo de Cali. Amilkar U. decía que la vida era una fiesta, y en una fiesta no se trabajaba, a lo que nosotros exclamábamos, al igual que el poeta “Realidad, Realidad no nos abandones para soñar mejor el hondo sueño”.

Por una parte, los Beatles en Inglaterra, los Rollings Stones y Elvis Presley, escandalizaron nuestros oídos; eran los tiempos en que la expresión colectiva tenía una dosis de aprobación y subversión, el romanticismo de las letras de las canciones contrastaba con nuevos instrumentos anti románticos; la reverencia se mezclaba con la impertinencia y la protesta. Bob Dylan señalaba: “Que los tiempos están cambiando” y se preguntaba a propósito de la guerra de Vietnam: “¿Cuántos caminos debe un hombre andar para que le tengas por hombre o cuántas muertes más habrá́ que tomarse para que se sepa que ya son suficientes?”. (https://youtu.be/-e7b09L4jY8)

En el año 2004 Dylan publica el libro de “Crónicas”, de la editorial Simon & Schuster, en donde relata los momentos más destacados de su vida; estas crónicas son la primera parte de una especie de memorias. Recordemos que Dylan, desde sus comienzos, es un poeta y cantante de lo que llamábamos la “nueva ola” en nuestra adolescencia, el que empezó a irrumpir con su música de protesta y su posición política frente a la guerra del Vietnam, mensajes que recorrieron el mundo, llevando a cuatro vientos su música y sus poemas, nadie duda de su estatura musical y poética, además de su talento como cantante; por eso, quienes desde jóvenes lo escuchamos y leímos sus poemas, estamos de plácemes con el Nobel de Bob Dylan, del cual, se dijo en los 60s. “Su lenguaje deslumbra por su carácter renovador, discurriendo entre la modernidad de la parodia y la profundidad de la metáfora, lo que le aporta un aura casi profética. Cuando por esos años proclama, ante la decepción de algunos sectores juveniles, que ‘la respuesta está en el viento’, su mensaje radicalmente pacifista conquista a multitud de adeptos que ven en él una representación de la esperanza.”

Razón tiene el anti poeta Nicanor Parra, cuando dice que “con tres de los versos de Bob Dylan le hacían merecedor del Premio Nobel de literatura”; y así fue. Ahora la prensa mundial no sale de su asombro, cuando a uno de los cantantes, músico y poeta de los años 60s, quizás el más cercano y destacado de nuestra generación, se le otorga el Premio Nobel de literatura.

Flotando en el viento

¿Cuántos caminos debe recorrer un hombre
antes de que le llaméis hombre?
¿Cuántos mares debe surcar la blanca paloma
antes de dormir sobre la arena?
¿Cuántas veces deben volar las balas de cañón
antes de ser prohibidas para siempre?
La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento,
La respuesta está flotando en el viento,

¿Cuántas veces debe un hombre mirar hacia arriba
para poder ver el cielo?
¿Cuántos oídos debe tener un hombre
para poder oír a la gente llorar?
¿Cuántas muertes serán necesarias
para que comprenda
que ya ha habido demasiados muertos?
La respuesta, amigo mío, está flotando
en el viento,
La respuesta está flotando en el viento,

¿Cuántos años puede permanecer
una montaña
antes de ser arrastrada al mar?
¿Cuántos años pueden algunas gentes vivir
antes de conocer la libertad?
¿Cuántas veces puede un hombre volver
la cabeza fingiendo no ver nada?
La respuesta, amigo mío, está flotando
en el viento,
La respuesta está flotando en el viento

Bob Dylan
Fuentes
– Premios Nobel 2016: http://www.lanacion.com.ar/premios-nobel-2016-t58235
Bob Dylan Canciones http://www.arquitrave.com/libreria/librospdf/bob_dylan.pdf
Los tiempos están cambiando: https://youtu.be/-e7b09L4jY8
Los señores de la guerra: https://youtu.be/cGU41pjGzfI
Flotando en el viento: http://youtu.be/qY5J60No7KY

 

SUBÁMONOS AL BUS DEL POT: “Trabajamos por un proyecto de territorio humano y posible para la vida”

“Trabajamos por un proyecto de territorio humano y posible para la vida”
El Colectivo “Subámonos al Bus del POT” es un grupo de ciudadanos organizaciones sociales, cívicas, académicas y comunitarias que trabaja por un proyecto de ciudad como “Construcción Social de Territorio” a través de procesos de planeación participativa, fundamentados en la lógica situacional de lo objetivamente posible.

DECLARATORIA PÚBLICA:
En relación con la Visión de Ciudad y el Plan de Ordenamiento Territorial para la ciudad de Manizales, el Colectivo Subámonos al Bus del Pot, hace la siguiente declaratoria pública, contenida en los siguientes puntos:
El Colectivo, reafirma su posición frente a la Visión que debe definirse para la ciudad de Manizales y que ya ha sido consignada en el documento que fue entregado a la administración municipal anterior, al Concejo Municipal, al Consejo Territorial de Planeación y a varias entidades. Dicha visión al año 2032 es:
Manizales, será una ciudad modelo de media montaña andina, que se caracterizará por el respeto al paisaje, al amor por la naturaleza, a la participación comunitaria y al control social del Modelo de Ocupación del Territorio (MOT), desde la perspectiva de la cuenca hidrográfica.
El Modelo de Ocupación del Territorio – MOT- estará dado por el goce y el disfrute ético y estético del territorio y el paisaje desde la perspectiva del agua.
La ciudad no puede tener un (MOT) Modelo de Ocupación del Territorio donde esté ausente EL SER Y EL PAISAJE, donde el ciudadano pueda tener la seguridad de la Conservación del Patrimonio Natural como el Agua, la flora, la fauna, una ciudad que escuche el clamor del cambio Climático, los Objetivos del DESARROLLO SOSTENIBLE y los proyectos de CIUDADES PARA LA VIDA, mandatos de París (COP21), VII FORO MUNDIAL DEL HÁBITAT en Medellín y lo acordado en la  reunión de la ONU el 25 de Septiembre en WASHINGTON en los OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE.
El POT debe satisfacer en sus textos y articulado, los anhelos y necesidades de todos los manizaleños; incluidos los habitantes más humildes, dejando de lado el criterio de que los manizaleños no sabemos ordenar el territorio y que ese tiene que ser un trabajo de costosos expertos.
Debe quedar claro, que el territorio se ordena en función de las necesidades de los ciudadanos y los requerimientos de la ciudad, y no se ordena para satisfacer intereses de los particulares, de los sectores económicos, de los gremios, de las élites o de la administración municipal, así como tampoco de los partidos políticos.

La revisión y aprobación del nuevo Pot para Manizales, debe tener en cuenta las observaciones, estudios, propuestas y sugerencias que ha hecho no solamente la comunidad, las organizaciones sociales, sino algunos ciudadanos y expertos que han hecho sus intervenciones en varios escenarios de la ciudad y en el mismo recinto del Concejo Municipal.

Es claro para el Colectivo Subámonos al Bus del Pot, que si no hay armonización y articulación entre el Plan de Ordenamiento Territorial y el Plan de Desarrollo, así como con el Plan de Inversiones, se seguirá dando palos de ciego en la ciudad y se continuará con la improvisación que ha caracterizado a los gobiernos locales durante décadas.

Insistimos en lo que expresamos en la Carta Abierta III de noviembre 2 de 2015, de que es necesario incluir la plusvalía de una manera sería y para un desarrollo, vía Acuerdo por el Concejo Municipal y luego Decreto. No se puede seguir regalando por parte de las administraciones municipales, los recursos de todos los ciudadanos para el enriquecimiento del sector constructor e inmobiliario del municipio.

Se requiere un tratamiento especial, ojalá sin desplazamiento y realizando reasentamientos, a los barrios subnormales de la ciudad.

Debe haber una REAL concertación y consulta en la nueva etapa de revisión del Pot, pues como también lo expresamos en la Carta Abierta III, No es cierta la afirmación de los gremios de que se hizo un proceso de concertación y consulta ciudadana coordinada por la administración municipal. Simplemente, hubo citación a los foros, se hicieron talleres, se recogió la asistencia, pero eso no equivale a una verdadera participación y concertación con la ciudadanía. Es simplemente el registro de una asistencia a eventos por parte de algunos ciudadanos.

En el COMPONENTE AMBIENTAL, deben tenerse en cuenta entre otros aspectos los siguientes:

Hay que ARMONIZAR la política pública ambiental, el PGIRS y el POT.

Manizales no puede aplazar la solución real del relleno sanitario La Esmeralda y para ello, esta problemática, debe hacer parte del componente ambiental y la estructura ecológica del POT.

Para cuándo la adopción o aprobación del POMCA o como se llame ahora, de la cuenca del río Chinchiná? El POT de Manizales a 2027 requiere para su armonización con la región centro sur de Caldas, la urgente expedición de la normativa de mayor jerarquía ordenada en la ley y hasta hoy incumplida. Aquí, Corpocaldas ha incumplido con su función.

Se debe regular por calidad y cantidad de agua la actividad minera en períodos de año. Recordemos que Manizales está en riesgo de suministro hídrico alto. Preferimos proteger el agua como elemento vital de vida, o le vamos a dar preferencia a la explotación minera indiscriminada? Protegeremos los intereses de los ciudadanos o de las multinacionales que vienen a arrasar, llevarse todo y dejar sólo contaminación y miseria?
Debe haber en la ciudad una buena cobertura forestal en las cuencas; debe cuidarse el bosque nativo, ejecutar planes de reforestación con especies adaptadas al ecosistema, y/o cuidado de áreas forestales para generación de ingresos rurales.

Debe existir en la Ciudad, una minería responsable y cumpliendo todos los requisitos ambientales para favorecer los ecosistemas locales y regionales.

El documento que plantee el nuevo Pot, debe tener una articulación con LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE, adoptados en la Asamblea General de la ONU, como agenda mundial 2015-2030, los cuales son trasversales a la formulación de un POT para una ciudad como Manizales, que debe cumplir como mínimo con la Agenda ordenada por las Naciones Unidas.

En la nueva propuesta de Pot, deben haber propuestas concretas para mitigar y minimizar los efectos del cambio climático y el calentamiento global y la búsqueda de aliados estratégicos para fomentar proyectos integrales de adaptación y mitigación, con sector privado y ciudadanía.
Debe tenerse en cuenta el Plan Parcial para la Galería. Recordemos que esta es la zona más rica de Manizales.

El Macroproyecto o Macrodesastre San José, debe ser replanteado, ya hay propuestas concretas en ese sentido. No se puede seguir dando la espalda a esta problemática y por fin resolver las condiciones indignantes a las que han sido sometidos los habitantes de tan importante Comuna.

Se debe incorporar al POT, las directrices relacionadas con el proceso de paz y lo referente a los Derechos Humanos.

Volvemos a reiterar lo expresado en el Comunicado a la Opinión Pública del 26 de diciembre de 2015, a raíz del hundimiento del Pot en el Concejo Municipal, en que el Colectivo “SUBAMONOS AL BUS DEL POT”, se propuso constituirse en un ejercicio Ciudadano de discusión y deliberación, en foros, congresos, expediciones ciudadanas, tomando como base la reflexión y deliberación en la posibilidad de un proyecto de ciudad, que dé respuesta a las falencias vividas en los últimos gobiernos, muy específicamente, el lado humano del POT como pregunta clave: ¿El SER dónde estuvo?, estamos hablando para que nuestros nietos y las nuevas generaciones, quienes pronto serán los dirigentes de los destinos de la ciudad y, por lo tanto, como factor vital, se debe tener en cuenta la diáspora Manizaleña o dispersión de los estudiantes que emigran en búsqueda de mejores oportunidades, apenas se intuye cuando conocemos tantos adultos mayores con “hijos virtuales”.
COLECTIVO SUBÁMONOS AL BUS DEL POT

Email: subámonosalbusdelpot@gmail.com
REUNIONES: todos los jueves de 2 a 5 de la tarde,
Edificio de la Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales Carrera 23 No. 19-47, piso 6.