LA CÁTEDRA DE LA PAZ
(Educación por el Arte)

“En cuanto a la intención de educación para la paz, debo aclarar que tomo aquí la noción de paz en su amplitud, esto es, la noción que pretende superar las diversas modalidades de violencia interhumana (la directa, la estructural y la simbólico-cultural) en sus diversas manifestaciones, no propiamente buscando la desaparición de la conflictividad, sino alentando modos de afrontarla en el respeto, la cooperación y la creatividad. Si, como considero debe ser, personalizamos la violencia en las víctimas que causa, esto significa que contemplo en estas líneas una educación para la paz que tiene como referencia al conjunto de las víctimas de las diversas violencias.” etxeberria-xabier (1)

YPor: José Clareth Bonilla Cadavid.

Se nos convoca a La Paz y la reconciliación, a la justicia y la reparación; se hace necesario que se abra el debate, como pregunta: ¿Cómo afrontar el reto”, para empezar es bueno reconocer la crisis en el cuidado de lo publico, en los procesos de desarrollo de la Ciudad (San José) y en su calidad de la educación. Los estudios realizados a nivel local y regional, muestran la forma como el modelo educativo “ha fracasado”, solo falta mirar los famosos resultados de pruebas PISSA – 2014, y las evaluaciones realizadas sobre el nivel de comprensión lectora y el conocimiento o ejercicio de las mal llamadas competencias ciudadanas ó la educación cívica en Colombia, para darnos cuenta de la magnitud de la problemática educativa.

Hace cerca de diez años un estudio realizado por la PNUD (Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas) intitulado ’UN PACTO POR LA REGIÓN´ nos muestro unas cifras alarmantes de problemas sociales, que todavía persisten, tales como: desnutrición infantil, drogadicción, jdeserción escolar y muy especialmente nos habla de la necesidad de desarrollar programas de construcción de civilidad con el fin de lograr la formación de ciudadanos más libres y participativos, capaces de tomar decisiones siendo respetuosos por el otro, dentro de una sana convivencia social.

Conocido es de todos, que en este aspecto es poco lo que se ha mejorado, El PNUD se disponía hacer otro estudio, pero no fue posible por motivos nunca anunciados, pero existen otros estudios, que muestran el grado de pobreza absoluta, la falta de calidad educativa, que padecen determinados grupos poblaciones de la Ciudad y el Departamento,

Esta situación ha prendido las alertas, tanto a nivel Nacional como local. Es de reconocer que el País, ha legislado y hecho reformas, pero para muchos estas leyes, quedan en el mero enunciado y no se reglamentan o no se cumplen caso precisó la “Catedra de La Paz“.
“Esa cátedra es carreta, es inútil. Ahora resulta que hay que inventarse una cátedra por cada tema que queramos discutir. Cátedra para matoneo, cátedra para emprendimiento. Qué despropósito. La escuela ya tiene suficientes materias que pueden propiciar conversaciones sobre memoria, conflicto y reconciliación, pues todos esos temas son transversales. Pero sumarles una cátedra más a los maestros es saturar la escuela”. Sergio Fajardo (2)
Mientras tanto, las discusiones siguen y señalan el porqué el Gobierno Nacional no ha reglamentado cátedra de la Paz y menos, si no se han dado las condiciones para la Ley 1620 de Convivencia Escolar, expedida en el 2013.

“No solo tenemos los estándares de competencias básicas y ciudadanas, la convivencia escolar se convierte en un elemento vital de la cotidianidad en las escuelas y estamos acá preparándonos para el tercer paso que va más allá, pues entrará el concepto de la Cátedra para la Paz”. Luis Enrique García Viceministro de Esducacion (3)

El problema es multifactorial y hay muchos factores que inciden en que el País logre, tener las condiciones sociales, para que los Ciudadanos ejerzan plenamente sus Ciudadanía.

Nuestro modelo educativo no tiene elementos para formar ciudadanos, existen estudios hechos a nivel Latinoamericano y Colombiano, nuestros jóvenes desconocen conceptos básicos como: los acuerdos Municipales, que es democracia participativa, que es una asamblea, tanto profesores como alumnos se rajaron en Sociales en nuestro caso particular el ejercicio de la Ciudadanía (CIVISMO), de estos factores, es consciente el nivel Nacional, prosigue el viceministro: “movilizar a una sociedad que está marcada por la desigualdad, la violencia y la ilegalidad hacia una transformación social. La gente en las regiones no sabe qué son las pruebas Pisa, y tampoco les importa, porque sus principal preocupación ha sido sobrevivir a tanto conflicto. Acá hemos estado hablando de violentos, corruptos e ilegales por años y no hemos hecho de los maestros y estudiantes los protagonistas de la sociedad.”

En el momento el espíritu de la Ley 1622 de 2013 y la Ley 1732 de Septiembre de 2014 o Cátedra de la Paz, la cual es presentada de carácter obligatorio. Existen variadas experiencias académicas que hablan que la cátedra de la paz, como bien lo expresa el gobierno:

“No se puede caer en el error de pensar que sólo con obtener conocimientos los estudiantes desarrollarán capacidades que les permitan respetar y solidarizarse con los otros y dirimir situaciones conflictivas de manera pacífica. El aprendizaje de las competencias ciudadanas sólo se consolida tras la experiencia repetida y consistente en todos los espacios de interacción”. (4)

Unos y otros, tratan de asumir un problema que ni el estado, ni las instituciones educativas lo han analizado y ejecutado en los últimos tiempos, muy a pesar de la existencia de experiencias pedagógicas ya validadas, como la de “historias de vida, narraciones de hechos, donde el relato se integra a las experiencias vividas y son incorporadas a través del diálogo orientado a la verdad, a la justicia y reparación , otros hablan que este aprendizaje se logra de forma lúdica y, en los adultos casi de igual manera, pero removiendo esas estructuras del SER, las cuales fundamentan la experiencia de la cultura ciudadana probada por Mokus en Bogotá y por Fajardo en Medellín.

Para la SMP de Manizales, con su experiencia de tipo Académico, como lo fue: el concurso de Ensayo sobre Civismo Activo (2014), realizado por la Universidad de Manizales y la SMP de Manizales, se pudo constatar la urgente necesidad, de una realizar un proceso de formación Ciudadana, razón que lo justifican plenamente, muy a pesar de que existan diversas opiniones, sobre la forma de abordar la metodología de la cátedra de la paz y su posterior reglamentación. Estamos frente a un deber SER, que como bien lo señala Juan Luis Mejía Arango, rector de la Universidad Eafit, de Medellín:

“La cátedra de la paz es un imperativo ético para todos los que estamos en la academia. Desde la Constitución del 91, las universidades tenemos que impartir la asignatura de Constitución y Democracia. Dentro de esta cátedra está un eje fundamental: la construcción del concepto del derecho a la paz. Una acción inmediata debe ser ahondar en este concepto, desde los currículos que tenemos las instituciones”.(5)

Fiel al pensamiento de Estanislao Zuleta, quien nos habló que un mundo sin conflicto, seria un mundo no humano, sin libertad, sin presente, el vivir mismo es todo un conflicto y la vida sin dificultades es vacía y sin sentido, pensamos mejor que si algo reclama acciones de participación Ciudadana es el pos-acuerdo de terminación de la guerra, la creación de una cultura de la Paz, situaciones problemáticas que para abordarlas tienen múltiples aristas y hacen parte la construcción de un nuevo ciudadano, solidario, autónomo, incluyeb de hechos de paz, de la cultura de La Paz requerida para el pos-acuerdo y el trabajo complejo de desarme de los espíritus, como el perdón y la reconciliación

“la preparación para la reconciliación no se puede reducir a la escuela. La inclusión de excombatientes es fundamental. La sociedad civil no está preparada para una reconciliación con los excombatientes, incluso con los paramilitares. La cátedra debe tener en cuenta todos estos actores.”(6)

El pasado 25 de Marzo, mirando hacia el año 2025, fue el primer (día E), lo que constituye una buena intención por parte de la Ministra de educación ( Gina Parody) el lema es “lo que nos se mide no se mejora”, allí, se incorporaron nuevos indicadores para lograrlo, es medir la Tasa de repitencia estudiantil y, finalmente una variable muy complicada la variable de “ambiente escolar”.

En este contexto, frente a la problemática existente en el sector educativo de convivencia, entre muchos otros factores, se expidió la Ley 160 de 1013, de igual forma, la Ley 1732 31 de Septiembre de 2014. Ley que establece la obligatoriedad de la cátedra de la Paz, como una herramienta para sensibilizar, apoyar y desarrollar un ambiente pedagógico posible para después del acuerdo la Ley establece que: ”La Cátedra de la Paz tendrá como objetivo crear y consolidar un espacio para el aprendizaje, la reflexión y el diálogo sobre la cultura de la paz y el desarrollo sostenible que contribuya al bienestar general y el mejoramiento de la calidad de vida de la población”.

Existe por parte del estado un manual de buenas intenciones, pero como bien lo expreso el editorial del Espectador el domingo 12 de Abril, falto una, es positivo que tengamos buenos profesionales, esto sirve para sustentar y plantear el área problemática que nos ocupa, pero esa formación debe llegar a un comportamiento ético y estético, enfocado al buen vivir.
“con los fines de la educación que como sociedad acordamos en la Constitución (art. 67) y en la Ley 115 de 1994? Esos fines que hablan, por ejemplo, del “pleno desarrollo de la personalidad… dentro de un proceso de formación integral, física, psíquica, intelectual, moral, espiritual, social afectiva, ética, cívica”, ¿se satisfacen cuando las mediciones y los incentivos se enfocan a que los alumnos mejoren en una prueba que se centra en los conocimientos y no en las competencias ciudadanas y humanas?.” (7)

Es posible, que transcurran varias generaciones para que en el país exista el perdón y la reconciliación de los espíritus, se habla de una capacidad reactiva que tenemos los Colombianos, que justificaría cualquier estudio antropológico genético.

Por eso, sin necesidad de que hagamos grandes estudios como los hechos por los famosos ´violentólogos´, existe un grupo poblacional como son los niños que asisten a la educación básica primaria que amerita abordarlos desde una perspectiva de desarrollo de competencias, habilidades y destrezas que en forma lúdica y creativa, incorporen valores de convivencia, respeto por el otro, el diferente y además de un comportamiento ético y solidario para una vida en sociedad.

Desde esta perspectiva, se plantea una intervención social pedagógica en la construcción de un nuevo ciudadano teniendo en cuenta estrategias metódicas, que nos ofrece el mundo moderno, en especial : ´LA EDUCACIÓN POR EL ARTE´, como CONSTRUCCIÓN DE CIVILIDAD.

En síntesis, la Educación por el arte:

“1.​Traslada el arte a la vida para alcanzar la sensibilidad que permita recuperar la belleza cotidiana y original.
2.​Ofrece un espacio lúdico de experimentación, aprendizaje y expresión de sentimientos, emociones y conocimientos a través de diferentes lenguajes artísticos de forma interdisciplinaria.
3.​Posibilita el contacto con un gran abanico de materiales y técnicas de expresión artística (pintura, foto, danza, malabares, artesanía, expresión corporal, música, danza, modelado, teatro, fotografía…)”

Además de potenciar en las nuevas generaciones la elaboración de unas virtudes cívicas con fundamento en una escala de valores propia, y adaptarla a sus necesidades, como bien lo recomienda: Etxeberria, en su libro “Escuela de Paz” (Bilbao-2011), toma como eje el reconocimiento del “otro” como base para desarrollar una actitud de equidad, base de las virtudes cívicas fundamentales para la convivencia, desde la perspectiva de las virtudes cívicas, recomienda comenzar destacando las virtudes para la paz con potencialidad manifiestamente pública, aunque tengan también su momento privado. Las cuales deben situarse entre ellas virtudes tales como: la justicia, la solidaridad, la tolerancia, el respeto, la dialogalidad, la valentía, fortaleza, la compasión, la prudencia, el respeto por el medio ambiente y etc) y, en definitiva, reconocimiento de la “otredad” o del “nosotros”.
(1) http://www.kulturklik.euskadi.net/lang/es/virtudes-para-la-paz-etxeberria-xabier/

(2) http://www.alianzaverde.org.co/SaladePrensa/Noticias/TabId/159/ArtMID/818/ArticleID/3332/La-c225tedra-para-la-paz-es-carreta.aspx

(3) http://www.elcolombiano.com/colombia/educacion/se-escuchan-propuestas-para-implementar-la-catedra-de-paz-BY1357366

(4,5,6) ) http://www.elespectador.com/noticias/educacion/definiendo-catedra-de-paz-articulo-509609
(7) http://www.elespectador.com/opinion/editorial/educacion-medimos-articulo-554187

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/educacion/y-si-en-colegios-de-colombia-se-dicta-obligatoriamente-educacion-civica/16095337

 

 

image

 

1425 Total Views 1 Views Today
Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube